elEconomista.es
Chile
IPSA
3.268,97
+0,08%
USDCLP
673,4850
0,00%
Crudo WTI
47,77
+7,28%
Cobre
5.736,00
0,00%

Los acuerdos comerciales elevan el perfil económico de Chile

Tomás Pablo R. - 5:49 - 15/02/2016
0 comentarios
    acuerdo_comercial_empresario.jpgCon el TPP, Chile consigue acceso libre o reducido para 1.600 productos excluidos de pactos anteriores

    El pasado día cuatro de febrero, en Nueva Zelanda, tuvo lugar la firma del Acuerdo Transpacífico (TPP), que por ahora agrupa a los siguientes doce países de la ribera del océano Pacífico: Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Perú, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam. En conjunto, una vez refrendado por los Parlamentos respectivos, representará un 40% del producto interno bruto (PIB) global.

    El TPP es el mayor acuerdo comercial de la historia no solo por el monto acumulado del PIB de las economías presentes, sino, además, por la desaparición de 18.000 tarifas arancelarias o la reducción de otras entre todos sus componentes. 

    Hoy en día ninguna empresa inmersa en procesos de internacionalización de modo directo -exportaciones, importaciones, inversiones, transferencias tecnológicas, patentes, etc.- o indirecto, a través de terceros, puede ignorar la existencia de acuerdos comerciales entre uno o más países de una misma región, distintos continentes o zonas geográficas diversas. Hacerlo le restaría competitividad y perdería oportunidades en el enfoque de su estrategia de desarrollo.

    Avance del libre comercio

    La Organización Mundial del Comercio (OMC) señala que el número de acuerdos comerciales regionales (ACR) ha venido subiendo desde inicios de los años 1990. Tan es así que a 1 de enero de 2016, vale decir 25 años más tarde, se habían notificado al GATT/OMC la existencia de unos 625, contabilizando por separado los de bienes y servicios, de los que 419 ya estaban vigentes.

    El término regional empleado por la OMC se refiere a "medidas adoptadas por los Gobiernos para liberalizar o facilitar el comercio sobre una base regional, en ocasiones mediante zonas de libre comercio o uniones aduaneras". En la realidad de esta organización global los ACR adquieren un doble significado: general y específico.

    General, porque los ACR pueden ser formalizados entre naciones que no necesariamente están en la misma región geográfica, como es el caso del TPP, donde vemos cinco americanas, cinco asiáticas y dos de Oceanía. Específico, porque las disposiciones de la OMC aluden a las condiciones de liberalización del comercio preferencial en el marco de los ACR. 

    Por supuesto, estos tratados imponen a los empresarios de los Estados intervinientes retos que deben acometer, el más claro es el que opone a los productores nacionales la competencia de las importaciones. En el caso del TPP, puede representar un impulso a la actividad económica mundial del orden de los 200.000 millones de dólares.

    En estos momentos se encuentra en negociación la llamada Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre EEUU y la Unión Europea (UE), que cuando se rubrique podría convertirse en el mayor de cuantos existen. Unidos equivalen a más del 50% del PIB y el comercio globales. Según las estimaciones, de suprimirse todos los aranceles y reducirse un 25% las barreras no arancelarias, el PIB de la UE podría aumentar un 0,85% y el de Estados Unidos un 0,72% gracias al acuerdo.

    Beneficios para Chile

    Volviendo al TPP, Chile es el único de los que lo firmaron que ya tenía tratados de libre comercio bilaterales con cada uno de los once socios; entonces ¿qué obtendrá cuando comience a operar el TPP que no tuviera antes? Por lo pronto, consigue acceso libre o reducido para 1.600 productos excluidos de los pactos anteriores. Más allá los expertos indican que lo más trascendental está en que refleja la nueva realidad en la que se mueven los intercambios con el exterior. Así, anexa materias no arancelarias, que son las que más influencia están teniendo en las remesas al extranjero, particularmente entre aquellos que han decidido abrirse rebajando o eliminado las tasas de entrada. También se alude al comercio electrónico, que en el presente adquiere cada vez más relevancia.

    Otro dato importante es la "acumulación de origen". Esto implica que todos los bienes que se fabrican y remiten al interior del TPP son considerados nacionales, lo que tendrá repercusión en el añadir valor a lo que se exporta y beneficiará así a quienes lo utilicen.

    En síntesis, la bondad del TPP y de tantos otros acuerdos comerciales va más allá de los beneficios evidentes para los que se internacionalizan; un comercio más amplio e intenso repercute en los ingresos de la Hacienda pública, se dispone de mayores recursos para redistribuir que en casos concretos como este sirven para mejorar la productividad y competitividad de los que salen fuera o para apoyar a los que quedan por el camino dedicándose a actividades diferentes.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Los nuevos vientos alejan a la economía chilena de la <b>prosperidad</b>
    Producción <b>metalúrgica</b> registró una caída del 3,9%