elEconomista.es
Chile
IPSA
3.675,06
+0,71%
USDCLP
659,8000
0,00%
Crudo WTI
47,77
+7,28%
Cobre
5.782,50
0,00%

Chile ofrece oportunidades en comercio e inversión forestal

Tomás Pablo R. - 6:25 - 12/12/2016
0 comentarios
    Las exportaciones forestales en 2016 rondarán los 5.500 millones de dólares. | Julián Pérez

    El 30,6% de la superficie de la tierra se encuentra forestada. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), hasta 2015 se estimaban en 3.999 millones las hectáreas de bosques existentes en el mundo. Comparado con las cifras de hace 25 años se contabilizan 130 millones de hectáreas menos que entonces.

    En la Unión Europea, España es, junto a Suecia, la que cuenta con un mayor espacio forestal. En el caso español un 36,7% de los 50 millones de hectáreas disponibles se encuentran ocupadas por arboledas. A su vez unos 11,2 millones de hectáreas (40,5%) están protegidas, de las que 7,4 millones estarían arboladas.

    En el caso de América Latina y el Caribe, se concluye que el 46% de su extensión terrestre corresponde a cubierta boscosa, lo que a escala planetaria equivale a un 23%. El 90% se localiza en América del Sur. Las naciones que disponen de más amplitud son: Brasil (477,7 millones de hectáreas), el Perú (68,7 millones), México (64,2 millones), Colombia (60,7 millones) y Bolivia (58,7 millones). Se considera que 860 millones de hectáreas serían "bosques naturales" aún sin un uso específico determinado, es decir, un 21,8% la masa arbórea global.

    Distinta es la situación de los "bosques plantados". Se calculan en unos 13 millones las hectáreas cultivadas en América Latina y el Caribe, lo que significa un 9,4% de los suelos sembrados del orbe. Gran parte, un 88%, se ubica en Sudamérica y se concentra principalmente en Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y Perú.

    17 millones de hectáreas plantadas

    Brasil dispone de 5,3 millones de hectáreas de plantaciones. Le sigue Chile con una cifra en torno a los 3 millones. Entre los dos alcanzan sobre el 70%. La FAO, en sus estudios de tendencias y perspectivas al año 2020, indica ?que el área y la producción sostenible de los bosques plantados tendrán un significativo aumento en los próximos años?. A esa fecha habrá unos 17 millones de hectáreas, que se concentrarán principalmente en Brasil, Chile y otros territorios del Cono Sur. Se espera que se alcancen los 480 millones de m3; ello implica una subida de un 74% con relación a 2002, cuando la producción sostenible era de unos 303 millones m3.

    La realidad de Chile es que ya se sitúa en las 18 millones de hectáreas de lugares boscosos, por encima de un 23% del suelo chileno. Unos 15 millones serían bosque natural, siendo la región de Aysén en la Patagonia con 4 millones la más extensa. En las regiones de Bío-Bío y Maule se agrupan los mayores plantíos, ambas acumulan unos 2 millones.

    El 21,6% de la foresta se encuentra bajo protección del Estado. Las especies con alta protección son el ciprés de las Guaitecas y el coihue de Magallanes. Las que tienen una presencia visible a nivel nacional son la lenga, los siempreverdes (bosque valdiviano), el coihue de Magallanes y el bosque esclerófilo (boldos, quillayes, maitenes). Entre las plantadas citamos el pino radiata y el eucaliptus.

    Negocio exportador

    Las exportaciones previstas para 2016 se mueven entre los 5.500 y los 5.600 millones de dólares. El 50% de los envíos se concentra en cinco países: China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Holanda. Hasta el momento es Estados Unidos el que ha exhibido una mejor progresión en la construcción, creciendo sus compras de molduras y tableros.

    Las alzas destacadas en la industria chilena han venido de la mano de la pulpa, tableros y chapas. Según el Instituto Forestal (Infor), a 5,11 millones de toneladas llegó la elaboración de pulpa que se utiliza para la obtención del papel, lo que es igual a casi un 47% en relación con 2006. La región de Bío-Bío, 500 kilómetros al sur de Santiago, centralizó el 66% de la pulpa producida, seguida de Maule con un 12,5%.

    Un 43,3% es la expansión observada entre 2006 y 2015 de tableros y chapas, logrando los 3,31 millones de metros cúbicos conseguidos. Si se llevan a m3 las producciones de astillas, polines y postes, aserraderos, y tableros y chapas, se consiguen los 22,18 millones de m3, esto es, un 17% de incremento en esta etapa.

    Los productos chilenos tienen muy buenas opciones en los mercados internacionales. Eso explica los incrementos apreciados en pulpa y tableros, cuestión que ha llevado a algunas compañías a ampliar su inversión en capacidad instalada. Los avances que se perciben en Estados Unidos han llevado a firmas locales a tomar posiciones que le permitan atender en buenas condiciones la demanda que se vaya generando en este y otros mercados.

    Acabamos señalando que las organizaciones y transformadores chilenos no solo están preocupados por sus intereses inmediatos, sino que, además, están valorando los aportes que los bosques pueden hacer a otros ámbitos, tales como la alimentación, el cambio climático, biomasa para energía, tecnología para construcción en madera o la agroforestería. Hay espacio para nuevos emprendimientos de empresas extranjeras junto a sociedades chilenas para atender requerimientos venideros.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru

    FMI: Recuperación de economía chilena <b>será gradual</b>, del 1,7% en 2016 y 2% en 2017
    Economistas proyectan <b>recorte</b> de  la tasa de interés en enero