elEconomista.es
Chile
Últimas noticias
4.110,13
+0,80%
633,6000
-0,80%
47,77
+7,28%
6.446,25
0,00%

En 2017 Chile crecerá en un entorno marcado por las elecciones presidenciales

Tomás Pablo R. - 5:15 - 2/01/2017
0 comentarios
    Los comicios se celebrarán el próximo 19 de noviembre, previas primarias en julio. | Nacho Martín

    Chile inició 2017 con ventanas y puertas abiertas, permitiendo la entrada de las energías positivas que trae el nuevo año y dejando salir las malas del que concluye. Este es uno de los tantos rituales que se practican en el país más largo del mundo; todos buscan atraer la buena salud, la abundancia y la prosperidad.

    El periplo que comienza vendrá marcado a nivel local por las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas para el 19 de noviembre próximo -en caso de haber una segunda vuelta, está tendrá lugar el 17 de diciembre-. Antes hay previstas unas primarias, tanto para el Parlamento como para presidente, el domingo 2 de julio.

    En lo económico, el crecimiento esperado según diversas fuentes consideradas se situaría en cifras que van desde un 2% a un 2,5%: varían en función de la inversión privada que se materialice y la evolución en el precio del cobre, entre otros factores. Como retos marcados figuran con letras mayúsculas impulsar la productividad y la innovación en la mayor parte de los sectores de la actividad económica.

    Chile debe poner el acento en la producción y en servicios con mayor valor agregado, al tiempo que deja que las materias primas sigan su particular camino de desarrollo, que tanto ha aportado al país. La buena marcha de los recursos naturales no debe distraer la atención para profundizar en nuevas áreas que permitan mejorar procesos y obtener bienes novedosos empleando las nuevas tecnologías disponibles. Es algo absolutamente posible, y agregaría que obligatorio, si se aspira a asegurar un porvenir más estable.

    Más infraestructuras

    En los últimos 30 años el país se ha ido dotando de infraestructuras básicas para alcanzar estos logros y facilitar el crecimiento que traiga bienestar a los que residen en Chile. Pero aún queda mucha inversión pendiente. Lo previsto entre 2006 y 2025 sumaba 151 millones de dólares, según el trabajo "Infraestructuras críticas para el desarrollo", de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

    Acometer estas inversiones, según la CChC, podría llevar el producto interno bruto (PIB) a crecer un 6% en el corto plazo. Si se concretan en 2025 el PIB per cápita chileno podría ubicarse en los 44.000 dólares. En opinión del gremio estas inversiones se consideran indispensables para mejorar la competitividad del país y la calidad de vida de los habitantes. Para que esto no quede en letra muerta es perentorio que sea tenido "como una política de Estado, a largo plazo, y que exista la institucionalidad adecuada", afirman. 

    Los avances de Chile son palpables. La proporción de la población considerada pobre (2,5 dólares al día) se redujo del 7,7% en 2003 al 2,0% en 2014, y la pobreza moderada (4 dólares al día) se redujo del 20,6% al 6,8% durante el mismo periodo. Además, entre 2003 y 2014 el ingreso promedio del 40% más pobre se expandió en un 4,9%, un ritmo considerablemente más alto que el crecimiento promedio de la población total (3,3%).

    Un dato alentador es que la inversión no minera creció en 2016 y las expectativas son que continúe expandiéndose en 2017. Si China y Estados Unidos llevan adelante sus programas de infraestructuras es posible que el dinero regrese a la minería; de momento existe mucha expectación en torno a cómo evolucionan los acontecimientos.

    El peso chileno se ha visto fortalecido en 2016, entre las naciones consideradas emergentes es la quinta moneda más apreciada, con un 5,01%. En Latinoamérica es la tercera, tras el real brasileño (21,18%) y el peso colombiano (5,86%). Entre las más depreciadas figuran el peso argentino (16,50%) y el peso mexicano (16,51%). En el primer caso se explica por el retiro del cepo cambiario y que llevó el dólar a máximos en este último mes. En el mexicano está vinculado a los dichos del futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

    No obstante, hay que estar atentos a lo que acontezca con las tasas de interés. Se recomienda estar vigilantes con el diferencial de tasas entre el Banco Central de Chile y el de Estados Unidos. En el caso de que la Fed lleve adelante las tres subidas anunciadas y en Chile se reduzcan los tipos, es posible que el peso se deprecie por sobre los 700 pesos chilenos por dólar. Esta bajada chilena sería posible con una inflación controlada, que permitiría dos reducciones de 25 básicos hasta un 3%.

    Chile seguiría siendo el mercado con la política monetaria más expansiva dentro de la región.

    ¡Feliz año 2017!

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    <b>Imacec</b> habría crecido 1,4% en noviembre
    Entró en vigencia el nuevo <b>sueldo mínimo</b>