elEconomista.es
Chile
Últimas noticias
3.820,81
+0,12%
634,0800
+0,12%
47,77
+7,28%
6.937,25
0,00%

Iberoamérica necesita más integración y apertura comercial

Tomás Pablo R. - 7:16 - 27/02/2017
0 comentarios
    Chile ha convocado una reunión de la Alianza del Pacífico para estudiar alternativas al TPP. | iStock

    El presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto a su esposa, ministros de su Gobierno y una delegación de casi 200 empresarios, llegó a España en visita de Estado. Durante los tres días de su transcurso se ha hablado con intensidad de negocios e inversión.

    Consideramos positivo ver a España y Argentina recuperar su relación plena a todos los niveles, la cual nunca debió verse ralentizada, especialmente si atendemos a los legendarios e intensos movimientos migratorios en los dos sentidos habidos de siempre entre las dos patrias y a un tráfico comercial y de inversiones -en su momento- en franca expansión.

    Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúan a Argentina creciendo al 2,2% en 2017. Los argentinos disponen de importantes recursos naturales y capital humano para abordar los retos futuros. En el breve espacio de tiempo cumplido desde que Macri asumió la presidencia, ha impulsado reformas dirigidas a liberalizar los intercambios comerciales y financieros. Existe un atractivo programa de inversiones en infraestructuras viales y energía, la mayor parte bajo la modalidad de concesiones.

    Adaptarse a las circunstancias

    Más allá del interés de los iberoamericanos en la recuperación de Argentina, Brasil y, ojalá, Venezuela, de seguro toda la región se vería beneficiada con ello. El encuentro de España con otros que han tenido lugar en estas últimas semanas en Brasil y Chile, y el hecho de tratar materias bilaterales también dan respuesta a la actual coyuntura internacional: Estados Unidos está estimulando políticas comerciales proteccionistas, alejándose de los procesos de apertura iniciados en el mundo al comienzo de la década de los noventa.

    Estamos adentrándonos en una nueva época, pocos lo discuten; los cambios irán cada vez a mayor velocidad, estarán sustentados firmemente en las tecnologías disruptivas, que surgen casi a diario en la mayoría de sectores. Habrá replanteamientos serios acerca de reconversión de las instituciones actuales para responder con mucha fuerza a la nueva realidad emergente. Optar por aislarse y de este modo conseguir algún éxito cortoplacista es, por decirlo suave, un disparate.

    Integrarse puede ser el objetivo para sacar partido a la proximidad geográfica, histórica, económica y cultural, y hará de Iberoamérica un bloque con más peso de cara al comercio exterior, mejorando de entrada su posición negociadora. De la misma manera, dependiendo de la magnitud de estos acercamientos, sería posible pensar en acometer normas comunes en materias de inmigración, ambientales, laborales o económicas.

    Mercosur y Alianza del Pacífico

    El 12 de febrero pasado los presidentes de Argentina y Chile asumieron el compromiso, plasmado en una declaración. En uno de sus párrafos se afirma: "Ambos presidentes reiteran su voluntad de continuar fortaleciendo las relaciones políticas, económicas, sociales y culturales, tanto en el ámbito bilateral como entre todos los países de América Latina, impulsando la convergencia de los dos foros económicos regionales que ambos países integran: Mercosur y la Alianza del Pacífico". Asimismo se obligaban a convocar en su calidad de presidentes pro tempore de los respectivos bloques a los cancilleres de la Alianza del Pacífico y Mercosur, cita fijada ahora para abril próximo.

    Además, Bachelet y Macri decían en su manifiesto conjunto: "Se felicitan por el inicio de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de liberalización comercial ambicioso, que permita reimpulsar y estrechar los vínculos económicos y comerciales bilaterales, así como continuar promoviendo las inversiones, con miras a fortalecer las cadenas de valor de ambos países. Las tendencias proteccionistas que se observan en el escenario internacional se contradicen con los esfuerzos por alcanzar un crecimiento sostenible y un desarrollo inclusivo". 

    Chile, en su condición de presidente pro tempore de la Alianza del Pacífico, convocó en Viña del Mar para los días 14 y 15 de marzo próximo una cumbre de ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio del Asia-Pacífico, cuya intención será discutir acerca de estrategias alternativas al Acuerdo Transpacífico (TPP), luego del retiro de Estados Unidos de este tratado. Las autoridades chilenas aclaran que la reunión propuesta de los 12 firmantes del TPP más tres invitados -China, Colombia y Corea del Sur- es intercambiar pareceres y alcanzar algunos consensos respecto a qué pasos dar con el propósito de continuar con los avances en integración y libre comercio entre las dos orillas del Pacífico.

    Chile está siendo fiel a su capacidad de vinculación y apertura con economías de todo el planeta, prueba de ello son sus 26 tratados de libre comercio, que involucran a 64 naciones que representan el 64% de la población mundial y el 86% del producto geográfico bruto del mundo.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    ¿Cómo convertir a las <b>caletas</b> pesqueras en unidades económicas de asociatividad?
    La producción <b>manufacturera</b> cayó un 1,1% el primer mes de 2017