elEconomista.es
Chile
4.130,56
-0,10%
624,9950
+0,03%
47,77
+7,28%
6.886,00
0,00%

Chile y la región necesitan de una Argentina fuerte y sólida

Tomás Pablo R. - 5:31 - 15/05/2018
0 comentarios
    El presidente argentino, Mauricio Macri, saluda a su llegada en visita oficial a Chile, en 2015. Reuters

    En Argentina saltaron las alarmas en el sector cambiario, situación que ha llevado a sus autoridades a solicitar apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI).

    El propósito es continuar ejecutando el plan trazado por el Gobierno presidido por Mauricio Macri, financiar y reducir el déficit arrastrado, de manera que afecte lo menos posible al crecimiento necesario y evite en la medida de lo posible abrir una crisis económica de envergadura acompañada de una explosión social, en ambos casos de consecuencias imprevisibles.

    Según fuentes de la Cancillería argentina, esta negociación con el FMI ya habría recibido el apoyo de Estados Unidos, Japón, España, Brasil y Chile, considerados sus principales socios comerciales. Un préstamo del Fondo transmitiría confianza a los mercados internacionales, en la opinión de los cinco países.

    Escapándonos de la contingencia planteada más arriba, siempre es positivo recordar la importancia para Iberoamérica en general y Chile en particular contar no solo con Argentina, sino, también, con todas las naciones que la componen, y avanzar juntos de una manera equilibrada con la mirada puesta en un desarrollo futuro, respetando cualquiera que sea la diversidad de donde se provenga.

    Para Chile, Argentina es un socio estratégico en su sentido más amplio: lo es en el plano histórico, político, cultural, económico y comercial. Lo acontecido a cada lado de la frontera es trascedente para el otro, nada es baladí. Quién no lo perciba de esta forma no es consciente de los cambios observados en el siglo XXI. El mundo, Iberoamérica se encamina -primero a través de pactos bilaterales y luego bloques- a construir una hoja de ruta común y aprovechar las distintas sinergias aportadas por cada uno de los integrantes para enfrentar los desafíos venideros. Todos suman, ninguno sobra.

    La frontera más larga

    Argentina y Chille comparten la tercera frontera más larga del globo -por sobre los 5.000 km-. Este solo hecho genera múltiples oportunidades en materias fronterizas, integración física, energía, infraestructuras, turismo, etc. Por cierto, entre los dos países suman 62 millones de habitantes, número suficiente para ser considerados una plaza atractiva para atraer a inversionistas, con un idioma común y una superficie por encima de los 3 millones de km2.

    El Asia-Pacífico es algo que interesa y mueve a Argentina y Chile. A los argentinos (44 millones) les permitiría utilizar su gran capacidad de producción y a los chilenos (18 millones), facilitar la logística necesaria, además de la puerta de acceso al Pacífico (Asia-Oceanía) y a la Costa Oeste de América (Canadá-EEUU-México-Centroamérica, Colombia, Ecuador Perú y Bolivia). 

    Asimismo, esto operaría en sentido inverso. La inversión de empresas chilenas en Argentina se acerca a los 20.000 millones de dólares; esta cantidad debería haber sido mayor de no haber habido interrupciones a contar de 2001. La oferta de bienes y servicios chilena necesita abordar el Mercosur, es imprescindible continuar mejorando las infraestructuras físicas, a fin de mantener durante el año calendario los pasos limítrofes habilitados al tráfico de personas y vehículos de todas clases. Es útil también valorar las posibilidades de utilizar los puertos trasandinos para acercarnos de modo competitivo a la Costa Este de América (Canadá, EEUU-Caribe) Europa y África.

    Sin duda hay mucho todavía por hablar -tiempo al tiempo- e infinidad de asuntos en los que alcanzar entendimientos escritos. Chile siente muy próximo este revés que les afecta. El presidente chileno, Sebastián Piñera, señalo: "Confiamos en la capacidad de la Argentina, su pueblo y sus dirigentes para superar este desafío y alcanzar el crecimiento económico, derrotar la pobreza y lograr el desarrollo". 

    Tanto las autoridades chilenas del recién asumido Gobierno, en una reciente visita a Buenos Aires, y las del saliente reconocen que las relaciones Chile-Argentina pasan por un gran momento, lo cual les faculta a conversar de integración a largo plazo, sin descuidar los asuntos más inmediatos.

    Mayor integración entre bloques

    Así, el pasado mes de noviembre se firmó un tratado comercial que aumenta y profundiza los alcances jurídicos vigentes en diversas áreas, como inversiones, servicios, compras públicas, telecomunicaciones y comercio electrónico, entre varias otras. Durante el acto de formalización, el canciller argentino, Jorge Faurie, afirmó que "este acuerdo moderniza nuestra relación bilateral y nuestro intercambio económico", y destacó "el compromiso en favor de una mayor vinculación de nuestros bloques regionales, el Mercosur y la Alianza del Pacífico". 

    Como "de última generación" ha sido catalogado este acuerdo. Persigue aumentar el comercio bilateral, las inversiones recíprocas, generar nuevas oportunidades para el comercio de servicios y el comercio electrónico. Elimina en el plazo de un año el costo adicional del roaming en las comunicaciones, y se firmó también un acuerdo para el reconocimiento mutuo de firma digital, que busca facilitar el comercio electrónico. 

    Hace poco Argentina inició su transición hacia una economía más abierta e integrada. Estos sobresaltos son habituales cuando aún se está débil, los buenos resultados pronto se dejarán ver y fortalecerán sus estructuras.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Economía podría haber crecido <b>sobre el 5%</b> en el mes de abril
    Gobierno de  Chile crea una oficina para agilizar grandes <b>proyectos</b>