La Feria Internacional del Libro de Santiago hizo positivo balance al cierre

elEconomistaAmérica.com | Chile - 9:49 - 9/11/2015
0 comentarios
    filsa2015.pngFoto: Filsa 2015

    Después de 18 días, más de 500 actividades y la participación de 130 autores nacionales y extranjeros, la Feria Internacional del Libro de Santiago hace un positivo balance en cuanto a público y al desempeño de los países nórdicos en el programa cultural. Además, anunció a México como invitado de honor para el próximo año.

    Este domingo FILSA finalizó su 35ª versión en el Centro Cultural Estación Mapocho con un balance que "sobrepasa con creces todo lo que nos fijamos como organizadores", señaló el Presidente de la Cámara Chilena del Libro Alejandro Melo al evaluar el evento.

    "Recibir a Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia como invitados de honor fue un privilegio reflejado en la visita de una treintena de sus autores y expertos de primer nivel, fundamentales en el programa cultural que el público pudo disfrutar este año", explicó el dirigente gremial en la clausura de la Feria, que tras 18 días superó en un 10% las 260 mil personas de su versión anterior.

    A este aumento de público contribuyó las distintas modalidades de acceso gratuito que puso este año la organización y que permitió asistir sin costo a las actividades cofinanciadas entre la Cámara Chilena del Libro y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, aquellas a cargo de las editoriales independientes y de los países nórdicos. También sumó al incremento la gratuidad en la entrada que tuvieron todos los estudiantes el jueves pasado, además de las tradicionales promociones durante la semana.

    Por parte de los cuatro países invitados el balance no sólo es positivo, sino que permite proyectar su presencia más allá de FILSA. "Fue una gran experiencia. Para nuestras embajadas ha sido el proyecto cultural en común más grande realizado en Chile y tenemos mucho por delante", señaló Trine Danklefsen, agregada cultural de Dinamarca en Chile y coordinadora del programa de los países nórdicos.

    "Con el Ministro de Cultura Ernesto Ottone iniciamos conversaciones sobre futuros proyectos; diferentes editoriales chilenas se nos han acercado con el interés de publicar libros nórdicos; después de FILSA la librería del GAM seguirá vendiéndolos; y con la Cámara Chilena del Libro estamos viendo posibilidades de traer el próximo año algún ilustrador para una de sus ferias", adelantó Danklefsen.

    "Como nuestros países cuentan con atractivos fondos de apoyo para editoriales que quieran publicar libros nórdicos, esperamos que la decena de publicaciones de autores nuestros presentadas en FILSA sean solamente el comienzo. Las cuatro embajadas estamos listas para facilitar el contacto", agregó.

    Por su parte, la embajadora de Noruega en Chile, Hege Araldsen, destacó la recepción que tuvo la misión nórdica por parte de los chilenos. "Tuvimos una calurosa acogida, partiendo por la Presidenta Michelle Bachelet en el discurso inaugural de la Feria. Y por supuesto todo el público, que con simpatía y curiosidad pudo conocer más sobre la cultura, la historia y los escritores nórdicos".

    La cosecha de FILSA 2015

    Fueron más de 500 actividades las realizadas este año en FILSA y junto a los nórdicos cerca de un centenar de autores chilenos y latinoamericanos cumplieron con exitosas presentaciones literarias y conversatorios. A éstas se sumaron exposiciones artísticas, un inédito festival de música, un ciclo de cine que amplió este año la oferta cultural de la Feria, además de jornadas profesionales y la participación de importantes editores extranjeros que tuvieron reuniones de negocios con sus pares chilenos.

    "En 2012 decidimos transformar FILSA en un evento no sólo enfocado en la venta de libros, sino en un gran festival cultural que es el que hoy hemos logrado gracias a la colaboración de distintas entidades que trabajamos por el fomento lector y la industria editorial chilena", señaló Alejandro Melo, refiriéndose al Comité Cultural detrás de la programación de la Feria.

    En él participan, además de la Cámara Chilena del Libro, el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, el Centro Cultural Estación Mapocho, el Ministerio de Educación, la Universidad de Chile, la Universidad Diego Portales, la Fundación Pablo Neruda, la Fundación Premio Nobel Gabriela Mistral, Editores de Chile y la Cooperativa La Furia del Libro.

    Este trabajo conjunto dio como resultado jornadas profesionales con foco en la educación y el fomento lector; la serie de diálogos latinoamericanos que por quinto año trajo a Chile a destacados autores de la región; la realización de importantes citas de negocios entre editores nacionales y extranjeros; talleres y actividades infantiles; además de innumerables presentaciones literarias que tuvieron como protagonistas a autores reconocidos y también emergentes.

    Entre los primeros Alberto Fuguet, Antonio Skármeta, Pablo Simonetti, Humbero Maturana, Raúl Zurita, Carmen Berenguer y Carla Guelfenbein, destacaron entre los chilenos, junto a Rodrigo Rey Rosa (Guatemala) -quien recibió en FILSA el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso-, María Dueñas (España), William Ospina (Colombia), Federico Falco (Argentina), Óscar Martínez (El Salvador), Luis Negrón (Puerto Rico) y Marçal Aquino (Brasil), por nombrar algunos de los escritores latinoamericanos que pasaron este año por FILSA.

    A pesar de que el foco de la Feria este año estuvo puesto en la novela policial, gracias a la participación de los países nórdicos, o de la poesía, a propósito de los homenajes realizados en conmemoración de los 70 años del Nobel de Literatura a Gabriela Mistral, el público transformó en favoritos, entre otros, a autores surgidos gracias a las redes sociales, como la chilena Balentina Villagra o el español Blue Jeans, e incluso por sus dotes culinarias, en el caso de los chefs Ciro Watanabe, Virginia Demaria e Ignacio Román, quienes estrenaron libros en FILSA.

    "Ellos son reflejo de lo dúctil que debe ser la industria editorial y una feria del libro como la nuestra, que es capaz de acoger a estos fenómenos, pero también dar palco a Premios Nacionales, a los best-sellers, y también a la diversidad que representan los editores independientes", detalló Alejandro Melo en su balance.

    "FILSA no sólo se ha ganado las preferencias del público. Con 35 años de trayectoria despedimos muy en alto la presencia de los países nórdicos y recibimos con los brazos abiertos a México, país invitado de honor el próximo año", adelantó el Presidente de la Cámara Chilena del Libro.

    "En este último día de Feria nos han acompañado autoridades diplomáticas y culturales mexicanas, quienes están gratamente sorprendidos por nuestro nivel de organización. Con ellos ya estamos trabajando en la próxima FILSA, que sigue consolidándose en el circuito de las grandes ferias del libro de Latinoamérica", finalizó Alejandro Melo.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Informática: Desmintiendo cuatro <b>mitos</b> sobre la seguridad
    Algunas de las empresas con mejor Reputación Empresarial en el 2015