Chile lidera los índices regionales y atrae inversión extranjera directa por 200.000 millones de dólares

Tomás Pablo R. - 6:17 - 13/03/2017
0 comentarios
    Hay oportunidades muy atractivas en sectores como los laboratorios naturales o la astronomía. | Ivo Berg

    Chile tiene una población de más de 18 millones de habitantes, un producto interno bruto (PIB) próximo a los 500.000 millones de dólares, y está considerado entre las diez economías más abiertas del mundo. En los últimos 12 años, ha recibido 200.000 millones de dólares de inversión extranjera directa, el equivalente a algo menos del 50% de su PIB.

    El inversionista extranjero ha pasado a ser una figura familiar y muy visible entre los chilenos; no en vano al menos un 15% de la fuerza laboral disponible presta servicio en compañías cuyos propietarios actuales proceden del exterior.

    En 1990 el ingreso per cápita chileno se acercaba a los 5.000 dólares anuales en paridad de poder adquisitivo, lejos de los ricos del orbe y por debajo de la media de América Latina. Hoy, 25 años después, está por encima de los 25.000 dólares, 5 veces superior, y 40% por encima del promedio de América Latina.

    Según el Informe de la riqueza mundial 2016, elaborado por el Banco Credit Suisse, con relación a Chile y el resto de Latinoamérica lo califica de "sorprendente" y señala que, mientras el PIB per cápita chileno es un 37% superior al de Argentina y 22% a Brasil, "sin embargo su riqueza promedio, medida por el patrimonio neto de los hogares, es más del doble que la de Brasil y tres veces mayor que la de Argentina".

    Beneficios del crecimiento

    La educación se expandió (la expectativa de escolaridad es hoy de 15,6 años); la educación superior se acerca hoy al 60% de cobertura, un número elevado de la matrícula superior corresponde a hijos de padres que nunca asistieron a ese nivel educacional; la vivienda propia es ya realidad para el 75% de los chilenos; el consumo creciente borra los signos externos del estatus. Las infraestructuras viales, salud, energía, agua, telecomunicaciones y tecnológicas han ido transformando de modo radical el paisaje nacional. 

    Esta bonanza ha traído aparejadas, también, evoluciones culturales y subjetivas: incremento en las expectativas de acceso a un Estado del bienestar superior, o aspiraciones de acceso a una mejor situación de igualdad de oportunidades y concreción de un Gobierno apoyado en los méritos.

    Una gran cantidad de inversión extranjera dio sus primeros pasos en América Latina, ingresando a través de Chile. Hicieron de este país su plataforma para adentrarse en la región; hablamos de comienzos de los años 80, coincidiendo con el advenimiento de las nuevas tecnologías. Es verdad que antes ya existían inversores extranjeros en nichos estratégicos, principalmente en minería, electricidad, telefonía o combustibles, entre otros. 

    Chile está a la cabeza de América Latina, importantes índices así lo confirman. Repasemos algunos: el régimen de inversión extranjera vigente en Chile sitúa al país  como el tercero del mundo según The Economist Intelligence Unit, para el período 2015-2019, y 1º en América Latina. La misma casa de análisis -Business Environment Rankings (2014-2018)- estima el ambiente de negocio en chile como el 13º mejor del mundo y 1º en América Latina. En cuanto a competitividad, es el número 33 a nivel global, 1º en América Latina, según el Global Competitiveness Index 2016 que elabora el World Economic Forum. Asimismo, ocupa el lugar 30 en la lista de mejores países para hacer negocios, y de nuevo el 1º de América Latina, según Forbes Magazine para el año 2015. Por libertad económica Chile es el 7º mejor país, y 1º en la región, según los datos de Heritage Foundation para 2016. Además, cuenta con un bajo riesgo país según las principales clasificadoras de riesgo.

    Chile ha suscrito 26 tratados de libre comercio, que involucran a 64 mercados y representan el 64,1% de la población universal y el 86,3% del PIB global. 

    La nación más larga de la tierra posee enormes ventajas en casi todos los sectores económicos y los servicios e industrias auxiliares de manera transversal en casi todos ellos. Sobresalen minería, energía, industria de alimentos, infraestructuras físicas y tecnológicas, turismo, forestal, acuícola y servicios globales. Igualmente, los laboratorios naturales  abren espacios para los centros de investigación de todo el planeta. El mejor ejemplo es la actual presencia astronómica: significa el 40% de la capacidad existente en el mapa terrestre, y para 2020 será el 70%. 

    El inversionista puede disponer del Programa de Apoyo a Proyectos Estratégicos en la Etapa de Pre-Inversión: cofinancia estudios de preinversión y financia hasta el 70% del costo de los estudios de factibilidad (máximo de 260.000 dólares) para proyectos por valor por sobre los 2 millones de dólares. En alta tecnología, se puede solicitar la cofinanciación en ampliación o nuevas inversiones en tecnológicas. El programa financia hasta el 30% de propuestas de alta tecnología cuyo máximo es de 5 millones de dólares. Esta y alguna otra no son incompatibles a las obtenidas en sus lugares de origen. 

    Chile está entre los "países finalistas" de la mayor parte de las empresas que están valorando invertir en Sudamérica o aumentar su inversión en la región. Sobre la mesa hay infinidad de posibles negocios, muchos de ellos en las regiones chilenas, casi todas abiertas al Pacífico.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar
    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru

    Aprueban Gobierno Corporativo de <b>Enap</b> en la Comisión de Minería y Energía
    Empresa de concentrados reemplaza la leña por el <b>gas</b> licuado en el sur