El dólar tocó su máximo frente al peso desde el pasado 30 de enero, tras apreciarse en 3,50 pesos y cerrar en puntas de 606,30 pesos vendedor y 606 pesos comprador.

Así, la divisa estadounidense acumula una racha de tres alzas consecutivas durante esta semana, lo que se traduce un avance cercano a los ocho pesos.

Mañana se conocerá el dato de empleo no agrícola de Estados Unidos, siendo el dato más esperado del mes, lo que podría impulsar a la moneda a tocar la barrera de los 610 pesos en el corto plazo.

Outbrain