Actualidad

¿Cuál es la prioridad de los colegios en el sistema educativo?

Foto: Cote Hirmas

¿Tiene algún sentido que nuestros niños estudien para una calificación 7? Esta realidad tiene una relación absolutamente transaccional en su proceso de aprendizaje.

Pensemos que para un niño que no está condicionado a la escolarización, todo es aprender, experimentar, es curioso, libre. En cambio si se les condicionas a una calificación, les matas todas las ganas de aprender, los tensionas, los presionas. Se preocupan de la nota y no de la experiencia.

Ahora bie, ¿qué es lo que realmente se evalúa? ¿Las habilidades cognitivas? ¿El proceso? ¿Qué pasa con el resto de habilidades?

No sólo es importante cambiar la forma de evaluar a nuestros niños, también es relevante la forma de enseñar, en donde el niño tenga más autonomía, la capacidad de tomar decisiones, que tenga el espacio para seguir siendo curioso, experimentar, y en la medida que esto vaya pasando, ellos podrán aprender en el proceso, aprender haciendo. A eso se le llama aprendizaje invisible, en donde el niño tiene la noción de estar jugando, pero lo que está pasando realmente es que está aprendiendo.

Es fundamental que se deje de mirar los contenidos académicos como estanco. Olvidar que matemáticas se enseña a tal hora, que lenguaje se enseña de tal forma. Debemos descompartimentalizar el sistema educacional de caja y pasar a un proceso más sistémico con nuevas metodologías de aprendizaje que vinculen distintas áreas de conocimiento.

Ahora es cuando para regalarnos un nuevo Chile. Un Chile para quienes son el presente y el futuro del país.

Por Sebastián Errázuriz, director ejecutivo de Actitud Lab

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.