Actualidad

Chile logra un histórico acuerdo para elaborar una nueva Constitución

Las movilizaciones cumplns 28 días y ya lograron que se redacte una nueva Constitución. Forto: EFE/Archivo

Las principales fuerzas políticas del país alcanzaron un histórico acuerdo, con el propósito de definir el mecanismo para elaborar una nueva Constitución y que señala que será la propia ciudadanía la que decidirá la fórmula para redactar la Carta Fundamental, a través de un plebiscito de entrada que se celebrará en abril del próximo año.

Las alternativas que se incluirán en la consulta son dos: una para determinar si es que es necesario o no modificar la Constitución, y otra para definir su mecanismo, que puede ser con una convención constituyente mixta -compuesta por una mitad de parlamentarios activos y mitad de nuevos delegados-; o con una convención totalmente nueva, similar a una asamblea constituyente.

Asimismo, los partidos designarán una delegación de expertos para traducir el acuerdo en un proyecto de ley, el que será ingresado en la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados.

Demora

El punto que mayor discusión generó, y que atrasó el anuncio hasta altas horas de la noche, fue el quórum de dos tercios propuesto por Chile Vamos para modificar las normas de la Carta Magna, que en caso de no alcanzarse mantendría lo que señala la actual Constitución.

La postura fue rechazada de plano por la oposición, ya que asegura que aquello significaría más bien una reforma al texto y no la elaboración de uno nuevo. A cambio, plantearon la opción de que se empiece con una "página en blanco" cuando no se logre el quórum.

El encargado de dar a conocer el acuerdo fue el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), quien manifestó "esta respuesta que están dando transversalmente todos los partidos que aquí nos acompañan es una muestra que busca señalar un camino de profundización democrática, de una salida pacífica a la crisis, de construir un verdadero contrato social, y eso ha sido posible gracias a la ciudadanía que ha estado movilizada". "El mensaje ha sido muy claro por parte de la ciudadanía. Esta es una victoria de todo el país y por lo tanto lo que hacemos acá es ponernos a la vanguardia de este nuevo contrato social. Ofrecemos una Constitución ciento por ciento democrática", agregó.

La larga negociación se debió, principalmente, a las dificultades que tuvieron oficialismo y oposición para cerrar los últimos puntos del acuerdo. La idea, según dijeron, era evitar que alguno de los sectores se sintiera perjudicado. Por lo mismo prácticamente la totalidad de las colectividades participaron del proceso, con excepción del Partido Comunista, Partido Progresista y el Frente Regionalista Verde Social, que decidieron restarse del debate durante el día en rechazo a la forma en que se está llevando adelante la discusión.

Proceso

Luego del plebiscito de entrada, si es que la ciudadanía se inclina por una convención constitucional, se deberán elegir a los integrantes de la delegación, a la par de las elecciones de alcaldes y gobernadores regionales que se celebrarán en octubre del próximo año, bajo sufragio universal y con el mismo sistema de proporción correspondiente.

Dicho órgano será el encargado de redactar la nueva Carta Fundamental, no afectando las competencias y atribuciones de los demás órganos y poderes del Estado, y se disolverá una vez cumplida la tarea.

Una vez redactada la Constitución, el texto será sometido a un plebiscito ratificatorio, el que se realizará mediante sufragio universal obligatorio.

Luego, el Congreso volverá a votarlo, aunque los partidos DC, PS, UDI, RD, PPD, RN, PL, Evópoli, Comunes y PR ya comprometieron su respaldo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.