Actualidad

Chilenos reconocen a sociedad civil como garante para conducir demandas sociales

Foto: Gentileza Fundación Trascender y Criteria

En medio del convulsionado ambiente social del país y coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional del Voluntario, Fundación Trascender y Criteria presentaron los resultados de la undécima versión de la Encuesta Nacional de Voluntariado y Solidaridad, estudio que midió la actitud de las personas frente a acciones de voluntariado y donaciones en dinero, además del papel que juegan las organizaciones de la sociedad civil para recomponer las confianzas y articular las demandas tras el estallido social.

Según el estudio, un 88% de las personas considera que fundaciones e instituciones que forman la sociedad civil organizada deben ser parte del diálogo y la articulación para dar respuesta a las demandas sociales, debido a que están presentes en el territorio y entienden las necesidades de la gente (66%), son entidades que mejor representan a la ciudadanía (36%) y porque tienen mayor credibilidad (15%).

De hecho, frente a la pregunta de cuáles son las instituciones que más les falta pensar más en el bien común en su diario quehacer, las organizaciones de la sociedad civil son las que más lo tienen incorporado en su propósito, siendo el Gobierno, parlamentarios, partidos políticos y empresarios quienes -para la gente- deben comenzar a tener una mirada más centrada en el bien común de la sociedad.

"En un contexto de creciente desconfianza institucional, es un voto claro de confianza que la gente aún mantiene sobre nuestro sector, para el cual debemos hacernos cargo responsablemente, favoreciendo el diálogo y conduciendo las necesidades más urgentes de las personas que nos lleven a firmar un nuevo pacto social entre todos los actores del país", señaló? Vicente Gerlach, director ejecutivo de Fundación Trascender.

En este escenario, el voluntariado es considerado relevante para recomponer las confianzas en Chile (47% de las personas), pues "permite que las personas se relacionen de una manera diferente, poniéndose al servicio de otro en una relación virtuosa donde todos crecen. La persona voluntaria entrega su tiempo, conocimientos y dedicación, y a la vez aprende de la comunidad con la que se vincula. El voluntariado profesional es una clara forma de participación ciudadana que democratiza el conocimiento, justamente lo que buscan los chilenos y chilenas hoy en día: participación activa y relevante".

Para Diego Córdova, coordinador de Asuntos Públicos y Corporativos de Criteria, "nos aproximamos a un Chile que exige más participación política de base y en donde cada vez más las organizaciones de la sociedad civil tendrán mayor legitimidad y servirán como vehículo para articular y llevar adelante las demandas ciudadanas. El estallido social del 18 de octubre pasado dejo? en evidencia la profunda crisis de representación política en Chile. Las formas tradicionales de representación democrática están deslegitimadas y nos encontramos ante una ciudadanía que, cada vez más, siente que la representación política debe ocurrir a través de personas que sean lo más parecidas a ellas mismas".

Voluntariado y donaciones

Tres de cada 10 chilenos y chilenas declaran haber realizado alguna acción de voluntariado en los últimos 12 meses. Si bien hay una baja respecto al año pasado (32% frente a 36%), ésta no es significativa. Para Gerlach, "lo relevante es que el resultado continúa siendo alto. El voluntariado es una actividad solidaria que requiere una activa participación, porque debe dedicarse tiempo y esfuerzo personal (más que una donación de dinero, por ejemplo)".

Añade que "nosotros lo vemos a diario en el número de profesionales voluntarios que se inscriben en nuestra red. Pasamos de un promedio de 0,94 voluntarios inscritos por día en 2017 a un 1,28 en lo que va de este año".

Luego del estallido social, un 24% de la gente ha participado en acciones de voluntariado espontáneo, como limpiar calles o pintar muros, lo cual es alto considerando el contexto de crisis en que se desarrolla.

En materia de frecuencia del voluntariado, se mantiene la tendencia a la baja. Si en 2015, el 60% declaraba hacerlo al menos una vez al mes, en 2018 bajo? a 51% y este an?o a 46%. Si bien la cifra continúa siendo positiva, enciende una alerta porque nos induce que la gente esta? haciendo más voluntariado, pero de forma menos permanente.

De hecho, un 61% de los jóvenes (18 a 24 años) dice hacer voluntariado entre uno a cinco veces al año, lo que demuestra que este segmento se moviliza cuando hay una motivación de urgencia, como un desastre natural o una causa solidaria.

Tiempo y dinero son las barreras del por qué la gente no realiza voluntariado, sumando entre ambas un 63%. "Entendiendo que el voluntariado responde a una necesidad de participación social que se activa una vez que las básicas están resueltas, esta cifra nos demuestra que dos tercios de la sociedad, a pesar de comprender la relevancia del voluntariado para el país, no puede hacerlo por falta de tiempo o dinero", indica Gerlach.

En cuanto a donaciones en dinero, este año se mantuvo el promedio mensual, situándose la cifra en 5.496 pesos al mes. Sin embargo, las personas que indicaron donar en los últimos 12 meses bajaron de un 77% a un 58%. "La mayoría de la gente dona entre 3.000 pesos y 10.000 pesos, siendo el segmento medio el que más dinero entrega al mes ", explica el director Ejecutivo de Trascender.

Voluntariado

A pesar de que aún poca gente conoce lo qué es el voluntariado corporativo (25% de las personas), llama la atención la relevancia que le asignan las personas a esta práctica corporativa de sostenibilidad y desarrollo organizacional, en la cual las empresas le permiten a sus colaboradores dedicar parte de sus horas laborales a apoyar una organización o causa social a través de su profesión. Casi un 70% de la gente cree que ayuda a la integración social y poco más del 50% valora a aquellas empresas que realizan voluntariado corporativo.

Dado lo anterior, para Gerlach, el voluntariado corporativo es una oportunidad para las empresas de ampliar la mirada de la sostenibilidad y el desarrollo organizacional, entregando beneficios directos a las comunidades con las que se involucra y, al mismo tiempo, a sus colaboradores. Hoy, solo un 13% de las personas reconoce la existencia de voluntariado corporativo en sus empresas, de las cuales un 65% participa activamente al menos una vez al año. Frente a la pregunta si en su empresa hubiesen programas de este tipo, casi un 50% dijo que sí participaría.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0