Actualidad

Chile le pide a nuevo presidente argentino que evite hablar de su política interna

Alberto Fernández, el nuevo presidente argentino. Foto: Reuters/Archivo

El Gobierno de Chile ha pedido al de Argentina que se abstenga de expresar opiniones acerca de su política interna, después de que el presidente argentino Alberto Fernández hablará en los medios de comunicación acerca de un supuesto doble rasero al mencionar como las 800 arrestos que se produjeron en Venezuela durante las últimas manifestaciones acapararon más importancia mediática que las "2.500 personas que metió presas" el presidente chileno Sebastián Piñera.

El ministro de Asuntos Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, se ha puesto en contacto con su homólogo argentino, Felipe Solá, para expresarle la "sorpresa" que han provocado las declaraciones de Fernández y ha cuestionado la conveniencia de expresar opiniones acerca de la política interna de un país que no sea el suyo.

La intervención

"Yo me acordaba días atrás, cuando en 2013 recibí a las organizaciones de Derechos Humanos de Venezuela, cuando Nicolás Maduro después de una manifestación apresó a 800 personas. Sebastián Piñera metió presas a 2.500 personas y nadie dijo nada", expresó Fernández durante una entrevista a un programa de televisión, tal y como ha apuntado el periódico local 'La Nación'.

En ese sentido, Exteriores ha trasmitido a través de un comunicado que en Chile "existe un pleno Estado de derecho" y que, ha matizado, "no es el presidente, sino la Policía, la Fiscalía, así como la Justicia", quienes cuentan con "las atribuciones para detener, investigar, juzgar y condenar a los responsables de los delitos".

Estallido social

Las protestas en Chile han cumplido ya más de dos meses, después de que la ciudadanía decidiera salir a las calles ante la cuarta subida del precio del metro. A ellos se sumaron colectivos que a su vez reivindicaban mejoras sociales y laborales, así como a nivel educativo y de salud.

Pese a que han bajado su intensidad frente a los primeros días, donde se han producido 25 muertos y miles de heridos y detenidos tras los enfrentamientos con los Carabineros, las acciones en la calle persisten, generando cierres temporales de estaciones metro y retrasos en el transporte público.

Tras las infructuosas primeras medidas por reprimir las manifestaciones sirviéndose de las fuerzas de seguridad, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha intentado ahora contar con el apoyo de las distintas fuerzas políticas del país para reformar la Constitución y dar cabida al mayor número de las reclamaciones de todas las fuerzas sociales y comunitarias.

Cifras del INDH

El INDH ha cifrado  en 3.557 el total de las personas heridas en las movilizaciones que se registran en el país desde el 18 de octubre, a través de un balance hecho público en cuenta de Twitter.

Un total de 359 personas han resultado heridas en los ojos, 336 han sufrido lesión o trauma y 23 el estallido o pérdida del órgano, según los datos, que proceden de diagnósticos médicos "iniciales", ha precisado el INDH.

Por otro lado, 2.040 personas han sido heridas con disparos. Por disparos de bala, 51 personas; de balín, 185; por perdigones, 1.605; y por proyectiles no identificados, 199 personas. Asimismo, 223 personas han resultado heridas por el uso de gases lacrimógenos.

Además, el balance del INDH ha especificado el total de "vulneraciones" que han denunciado los manifestantes, que han cifrado en 1.496. De estas, 207 son por violencia sexual; 392 por torturas y "otros tratos crueles"; 853 por uso excesivo de la fuerza durante la detención; y 44 corresponden a "otras vulneraciones".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin