Actualidad

¿Cuán vulnerable es América Latina al coronavirus?

Foto: Archivo

El coronavirus se está extendiendo rápidamente en América Latina, una región que alberga a aproximadamente el 8,5% de la población mundial y que muchos creen que podría estar entre la más afectada por esta pandemia.

La economía depende en gran medida de las exportaciones de materias primas, el turismo y las remesas, por lo que es probable que sus frágiles economías y sus poblaciones vulnerables se vean afectadas.

JP Morgan espera una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020 que supere el 2% en toda la región y de más del 3% en Colombia, Brasil y México.

A continuación, Reuters examina datos del Banco Mundial que arrojan luz sobre cuán vulnerable puede ser América Latina a la propagación del virus.

Edad

Si bien aún se desconoce mucho sobre el Covid-19, las personas mayores han sido las más vulnerables a la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus.

América Latina tiene una población más joven en comparación con otros lugares del mundo. Menos del 9% de su población tiene 65 años o más, frente al 20% en la Unión Europea (UE) y el 16% en América del Norte.

El 67% de la población de América Latina tiene entre 15 y 64 años, una proporción ligeramente mayor que América del Norte (66%), la UE (65%) y el mundo en general (65%).

Sanidad

América Latina dedica, aproximadamente, el 9% de su Producto Interno Bruto a la atención médica, mientras que la UE usa el 10% y América del Norte, el 16,58%. Sin embargo, sobre una base por persona, América Latina gasta casi 700 dólares en atención médica, en comparación con 3.211 dólares en la UE y 9.326 dólares en América del Norte.

América Latina tiene 2,2 médicos por cada mil personas, un poco más que el resto del mundo (1,5), pero menos que la UE y Norteamérica, que tienen 3,6 y 2,6 médicos por cada millar de habitantes respectivamente.

América Latina tiene 4,7 enfermeras y parteras por cada mil personas, frente a una tasa de 3,4 en el resto del mundo, de 8,6 en la UE y de 8,7 en América del Norte.

Sin embargo, América Latina tiene relativamente pocas camas de hospital por cada mil personas, 2,2 en comparación con 5,6 en la UE. El resto del mundo tiene 2,7 por cada 1.000 personas.

En América Latina, alrededor del 14% de las muertes son causadas por enfermedades transmisibles, condiciones maternas, prenatales y nutricionales. Si bien ese porcentaje es bajo en comparación con el sur de Asia, donde llega a un 27%, es muy superior al 5% en la UE y América del Norte.

El Covid-19 parece representar una mayor amenaza para las personas con condiciones de salud preexistentes.

En América Latina, casi el 10% de las personas entre 20 y 79 tienen diabetes, ligeramente menos que el 10,5% de América del Norte, pero más que el 6,3% en la UE y el 8,2% en Asia oriental y el Pacífico.

Sociedad

Casi un 4,5% de la población de América Latina vive con menos de 1,90 dólares por día, en comparación con el 10% en el resto del mundo. En África subsahariana, el 42,3% de la población dispone de esa cantidad para subsistir.

Alrededor de una quinta parte de la población urbana de América Latina vive en barrios marginales, mientras que en Asia oriental y el Pacífico, poco más de una cuarta parte lo hace.

En todo el mundo, casi un tercio de los habitantes de las ciudades vive en barrios marginales, frente a más de la mitad de la población urbana del África subsahariana.

Aunque América Latina tiene algunas de las urbes más grandes del mundo, como Sao Paulo y Ciudad de México, la región tiene una densidad de población de solo 32 personas por kilómetro cuadrado.

En la UE, hay 121 personas por kilómetro cuadrado, en Asia oriental y el Pacífico son 95 y en América del Norte, 20.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.