Actualidad

¿Qué hacer si se rompe el termómetro en casa?

Los termómetros de mercurio siguen siendo son los más sensibles.

Conviviendo con una emergencia sanitaria a nivel mundial, como lo es la pandemia Covid-19, tener un termómetro en casa se ha hecho indispensable, este aparato que muchas veces tenemos olvidado en un cajón durante meses, cobró máxima relevancia.

No obstante, este instrumento en su versión convencional contiene mercurio, un metal que se contrae o dilata con los cambios de temperatura, pero que requiere de ciertos cuidados importantes, ya que, al romperse, podemos estar exponiéndonos a intoxicaciones.

El académico de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Católica del Maule (UCM), Luis Miño, quien es experto en química, explicó por qué es riesgoso tener contacto con este metal. "El mercurio, al igual que otros materiales pesados como el cobre, por dar un ejemplo, tiene afinidad con proteínas propias de la piel de las personas, lo que hace que tienden a adherirse e insertarse en el organismo. Además, es importante considerar que el mercurio tiene la particularidad de que es un metal que a temperatura ambiente se encuentra en estado líquido, por lo que una vez liberado tiende a evaporarse, lo que facilita la absorción, por ejemplo, inhalándolo, o estando en contacto con la piel", sostuvo.

"Por lo general –continuó el químico-, cuando un termómetro se rompe, la tendencia común de la gente es a tomarlo y que se siga expandiendo, lo que facilita a que tenga contacto con la piel e ingrese a nuestro cuerpo, lo que es tóxico para el organismo", advirtió.

Justamente para prevenir aquello, es que el Dr. Pedro López, pediatra, urgenciólogo y docente de la Facultad de Medicina de la UCM, recomendó en primer lugar, el uso de termómetros digitales. "En el caso de que existiera contacto con la piel o consumo de mercurio, es necesario dirigirse a la urgencia y en caso de que el termómetro se rompa, pero no hubiera exposición, llamar a salud responde o al CITUC, que entrega información toxicológica 24/7, para las indicaciones de eliminación", señaló.

Manipular un termómetro

Pese al riesgo que implica, los termómetros de mercurio siguen siendo los más sensibles y, por tanto, más exactos. Sin embargo, debido a la posibilidad de accidentes y de contaminación ambiental, actualmente se ha extendido uso de termómetros electrónicos de oído de frente y aparatos digitales.

De acuerdo con la académica de la Escuela de Enfermería UCM, "Lo importante es seleccionar un buen equipo que sea amigable, que se pueda manejar de forma adecuada, leer y entender las instrucciones del fabricante" y advierte que "No sacamos nada con comprar el mejor y más caro equipo del mercado si no sabemos utilizarlo pues se puede incurrir en falsas mediciones de temperatura", aclaró.

Respecto al uso de los termómetros digitales que son los más comunes en el hogar, Gaete explicó que la medición debe hacerse en la axila. "La zona no debe estar húmeda y, en caso de estarlo, el secado debe hacerse suavemente sin friccionar, ya que esto aumenta la temperatura en el sitio a controlar y altera la medición", dijo.

Según Gaete, "En caso de estar en casa monitoreando la temperatura del algún miembro de la familia, idealmente, esta se debe controlar cada una hora, siempre y cuando la curva de temperatura vaya al ascenso o se le haya administrado algún antipirético al paciente". De lo contrario, no se justifica que este parámetro vital sea tomado en cada momento", finalizó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.