Actualidad

Cuatro senadores chilenos contagiados por la covid-19

El congreso chileno se mantuvo funcionando hasta el pasado 15 de mayo. Foto: Reuters/ Archivo

El derechista José García Ruminot se convirtió en el cuarto senador chileno en dar positivo en la prueba de la covid-19, aunque es posible que en las próximas horas haya más parlamentarios y funcionarios contagiados ya que el Senado seguía abierto y sesionando hasta la semana pasada.

"El parlamentario se realizó el examen PCR el pasado domingo y desde ese día se ha mantenido en riguroso aislamiento y en cuarentena preventiva", indicó en Twitter la cámara alta.

El primer infectado en el Senado, que no cerró sus puertas hasta el pasado 15 de mayo y cuya sede se encuentra en la ciudad portuaria de Valparaíso desde 1990, fue el vicepresidente de la institución, el socialista Rabindranath Quinteros, de 76 años.

Polémica

Quinteros ha estado envuelto en una gran polémica, pues antes de que le dieran los resultados el pasado viernes y sabiendo que era sospechoso de tener el coronavirus SARS-CoV-2 viajó en avión a su domicilio en Puerto Montt, a más de 1.000 kilómetros al sur de Santiago.

La Fiscalía abrió una investigación penal de oficio en su contra por haber puesto en riesgo la salud pública y el senador se disculpó señalando que fue la enfermera que le practicó el examen quien lo autorizó a trasladarse.

Tras Quinteros, dieron positivo los senadores Jorge Pizarro, del opositor Democracia Cristiana (DC), y Manuel José Ossandón, del oficialista Renovación Nacional (RN).

Ministros

El brote ha obligado a cuatro ministros del Gobierno de Sebastián Piñera, que estuvieron en contacto con los parlamentarios, a iniciar cuarentenas preventivas, pese a que las primeras pruebas que se les han practicado han dado negativo.

Se trata del ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Felipe Ward, de 47 años; el de Hacienda, Ignacio Briones (47); el del Interior, Gonzalo Blumel (42), y el de Desarrollo Social, Sebastián Sichel (42).

Cuenta pública

La situación en el Senado también mantiene en el aire la tradicional cuenta pública anual que el mandatario tiene que ofrecer el 1 de junio y su gabinete está estudiando diferentes alternativas, entre ellas un discurso virtual.

Chile registraba hasta la primera semana de mayo una media de nuevos infectados de entre 400 y 500 al día y el Gobierno ya hablaba de retornar a la normalidad, pero la pandemia experimentó un explosivo avance los siguientes días y el Gobierno decretó una estricta cuarentena en todo Santiago, foco de la pandemia.

La medida, en vigor desde el pasado viernes, afecta a cerca a más de siete millones de personas y había sido descartada hasta ahora por el Gobierno, que desde el inicio de la pandemia en marzo optó por cuarentenas "selectivas y estratégicas", con restricciones que se imponen y se levantan en cada comuna o ciudad en función de los nuevos contagios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin