Actualidad

Incendios intencionados subieron a 43 % en Chile, en el peor verano de su historia

La zona del Maule vivió el peor incendio de la temporada ya que duró un mes. Foto: EFE/Archivo

Chile enfrentó el pasado verano la peor temporada de incendios de su historia, con 101.000 hectáreas quemadas, lo que supone un incremento del 22% con respecto al año anterior, y un aumento considerable de la intencionalidad, informó el Gobierno.

"Sabíamos que estábamos enfrentando la sequía más grande de la historia (...) pero lo que no sabíamos es que el nivel de intencionalidad iba a aumentar de un 30%, que es el promedio medio, a un 43%", explicó el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

"Vivimos tal vez la temporada más difícil de la historia de Chile", reconoció el ministro.

Entre julio de 2019 y junio de 2020 se registraron en el país 8.125 incendios, un 22% más que la temporada anterior, de los cuales más de 3.5000 fueron intencionados y la mayoría se registraron en las regiones sureñas de Biobío y Ñuble y en la central Valparaíso.

Además, se desplegó un operativo inédito para apagarlos, con más de 6.000 brigadistas y 120 aeronaves y helicópteros.

Destrucción

El fuego más destructivo tuvo lugar el pasado marzo en la localidad de Molina, en la Región del Maule, a 200 kilómetros al sur de la capital chilena, y duró cerca de un mes arrasando 13.000 hectáreas.

El incendio estuvo a punto de afectar al parque nacional "Radal Siete Tazas", una de las 105 regiones naturales conservadas por sus ecosistemas y por las especies de fauna y flora autóctona que lo habitan, y un espacio de actividades recreativas y al aire libre.

"Creemos que este incendio fue intencionado y tenemos una persona en arresto domiciliario mientras se hace la investigación de la Fiscalía", informó Walker, quien reconoció que es "muy difícil" comprobar la intencionalidad de un fuego y que pare eso es necesario invertir en tecnología.

Además de la severa sequía -la peor en 60 años-, también contribuyeron al aumento de fuegos durante la pasada temporada los vientos, la baja humedad y el "combustible" o pasto seco sin recoger, enumeró el ministro.

"El cambio climático llegó para quedarse y la frecuencia de incendios cada día es mayor el mejor incendio es el que no ocurre", concluyó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin