Actualidad

Plataforma permitirá vigilancia geográfica de COVID-19

Plataforma permite identificar zonas de brote como calles, barrios y hasta casas.

Científicos de la Universidad de Chile y de Sao Paulo, Brasil, desarrollaron una plataforma gratuita que permite la vigilancia geográfica de COVID-19 y otras enfermedades, usando diversas características o datos para identificar aquellas zonas donde haya mayor incidencia.

Actualmente la pandemia ha alcanzado más de 12 millones de casos confirmados en 188 países del mundo y más de 500 mil muertes. Lamentablemente, Chile no se escapa de esta realidad y según el reporte Johns Hopkins, hasta la fecha ya van más de 300 mil infectados. A pesar que los esfuerzos de los entes gubernamentales han sido amplios, aún queda batalla por librar.

Es por ello, que constantemente los científicos de diversas áreas luchan contra el tiempo y unen sus esfuerzos con el desafío de combinar las necesidades y particularidades de cada escenario de la pandemia. "La vigilancia es clave para controlar las epidemias y enfermedades, además, en un punto donde es primordial contar con múltiples elementos que contribuyan al mapeo y anticipación del virus, es necesario que estas herramientas estén al alcance de todos", señaló Vinicius Maracaja, investigador del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDIS) y profesor de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile.

Con la colaboración de investigadores internacionales de la Universidad de Sao Pablo, Brasil y el grupo de científicos de la Universidad de Chile, se desarrolló una plataforma digital gratuita que facilita el rastreo, el número y la ubicación de los casos confirmados de COVID-19. "Esta herramienta permite la vigilancia geográfica, usando diversas características o datos, para poder identificar aquellas zonas donde haya mayor incidencia de alguna enfermedad" explicó Vinicius, líder del proyecto.

Una de las grandes diferencias de esta plataforma, llamada Brote y en inglés "Outbreak" es que no solo es útil para hacerle seguimiento al COVID-19 sino que también, se pueden rastrear otras enfermedades en el transcurso del tiempo, todo dependerá de los datos e información que se entregue al sistema, los cuales a su vez son eliminados de la web en el trascurso de una semana.

En esta línea, el investigador posdoctoral de ACCDiS Raúl Arias, principal autor del estudio comentó que busca brindarle a cualquier tipo de usuario la opción de cargar múltiples datos con una localización geográfica y una fecha, identificándolo por colores, haciendo más comprensible la interpretación de los resultados obtenidos. "Esto permite que la herramienta pueda ser usada no solo para la vigilancia de enfermedades, sino que también se puede utilizar para visualizar la migración de animales, localización de datos precisos dentro de un municipio como robos u infracciones, entre otros aspectos", señaló Arias.

La alta resolución es otra de las habilidades importantes del sistema, a través de la plataforma es posible identificar zonas de brote como calles, barrios y hasta casas donde haya mayor incidencia de una enfermedad, ayudando los gobiernos en el mapeo geográfico de los casos.

Hoy, los paneles de vigilancia basados en la web se ejecutan en plataformas patentadas o que por lo general requieren de un conocimiento computacional previo, "a diferencia de ellas, esta herramienta le permite a los epidemiólogos, entes gubernamentales o grupos de investigadores ingresar los datos de manera más conveniente y rastrear el brote en tiempo real. Sin duda es un sistema que puede ayudar en la toma decisiones de políticas públicas para controlar una enfermedad", señaló el científico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.