Actualidad

BID ofrece 1.000 millones de dólares para ayudar a América Latina y el Caribe con vacunas

Foto: Reuters/Archivo

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) movilizaría 1.000 millones de dólares para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a adquirir y distribuir vacunas para la covid-19, los que se sumarían a los 1.200 millones de dólares ya comprometidos en 2020.

El principal prestamista de desarrollo de América Latina indicó también que continuaría aportando fondos para otras medidas de salud pública, como pruebas, seguimiento más eficaz y un mejor manejo clínico de los pacientes con coronavirus.

"Vamos a ampliar nuestro apoyo para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a garantizar el acceso oportuno a vacunas seguras y eficaces", dijo el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone.

"Los próximos meses serán cruciales para alterar el curso de la pandemia y apoyar la recuperación de nuestra región", añadió.

El anuncio se produce en medio de una creciente preocupación por un fuerte aumento de las infecciones y muertes por la pandemia en la región.

América Latina se ha visto muy afectada por la pandemia con cerca del 20% de contagios por covid-19 y el 30% de las muertes, aunque representa sólo un 8% de la población mundial, dijo la directora gerenta del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva.

El BID indicó que los fondos adicionales ayudarán a los países a comprar dosis de vacunas de forma individual o mediante esfuerzos multilaterales, como el programa Covax de la Organización Mundial de la Salud, a desarrollar mecanismos eficientes de despliegue de vacunas y a fortalecer la capacidad de inmunización.

El BID también instó a los gobiernos de América Latina y el Caribe a redoblar sus esfuerzos para preparar planes nacionales de despliegue y vacunación, y dijo que estaba listo para ayudar a garantizar su implementación exitosa en toda la región.

Más temprano, Reuters informó que el esquema global Covax para entregar vacunas para la covid-19 a países más pobres en África, Asia y América Latina enfrenta un riesgo "muy alto" de falla debido a la falta de fondos, suministros y arreglos contractuales complejos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin