Actualidad

Aduanas evita ingreso de corales y caballitos de mar en Valparaíso

El Servicio Nacional de Aduanas había incautado 243 especies protegidas.

Funcionarios del Control de Puertas de espigones de la Aduana de Valparaíso, fiscalizaron a un tripulante que bajaba de una nave proveniente de China. Durante la revisión se encontraron con una bolsa de plástico, que resultó contener 27 caballitos de mar, los cuales se encuentran protegidos según el Apéndice 2 de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), de la cual Chile forma parte.

Este apéndice incluye especies que, si bien en la actualidad no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, podrían llegar a esa situación a menos que su comercio esté estrictamente regulado. En el caso de los caballitos de mar, se permite un límite de hasta cuatro especímenes por persona.

La Directora de la Aduana Regional de Valparaíso, Ana Karina Ochoa indicó que en este caso el resultado exitoso es producto del trabajo minucioso de los funcionarios que controlan las puertas de acceso a los recintos portuarios por donde hay mucho tráfico de tripulantes, vehículos y mercancías. "Estamos trabajando con ellos en un plan de reforzamiento de técnicas, y sabemos que están muy atentos al posible ingreso de productos prohibidos o protegidos, como lo son estas especies marinas," indicó la Directora de la Aduana de Valparaíso.

En otro procedimiento realizado en un almacén extraportuario de Placilla, funcionarios de la misma aduana, en base perfiles de riesgo, revisaron una caja que viajaba a bordo de un contenedor proveniente de China, cuya documentación indicaba contener adornos. Sin embargo, al abrir el embalaje se encontraron con 26 piezas de corales marinos, con un peso total de 58 kilogramos.

En ambos casos, Aduanas confirmó con Sernapesca, autoridad administrativa competente en estas materias, que las especies retenidas se encuentran Apéndice II de la Convención CITES.

A marzo de este año, el Servicio Nacional de Aduanas había incautado 243 especies protegidas en diferentes puntos de control a lo largo del país, lo que significa un aumento de más de 228% en comparación al mismo período del 2018.

Este apéndice incluye especies que, si bien en la actualidad no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, podrían llegar a esa situación a menos que su comercio esté estrictamente regulado. En el caso de los caballitos de mar, se permite un límite de hasta cuatro especímenes por persona.

La Directora de la Aduana Regional de Valparaíso, Ana Karina Ochoa indicó que en este caso el resultado exitoso es producto del trabajo minucioso de los funcionarios que controlan las puertas de acceso a los recintos portuarios por donde hay mucho tráfico de tripulantes, vehículos y mercancías. "Estamos trabajando con ellos en un plan de reforzamiento de técnicas, y sabemos que están muy atentos al posible ingreso de productos prohibidos o protegidos, como lo son estas especies marinas," indicó la Directora de la Aduana de Valparaíso.

En otro procedimiento realizado en un almacén extraportuario de Placilla, funcionarios de la misma aduana, en base perfiles de riesgo, revisaron una caja que viajaba a bordo de un contenedor proveniente de China, cuya documentación indicaba contener adornos. Sin embargo, al abrir el embalaje se encontraron con 26 piezas de corales marinos, con un peso total de 58 kilogramos.

En ambos casos, Aduanas confirmó con Sernapesca, autoridad administrativa competente en estas materias, que las especies retenidas se encuentran Apéndice II de la Convención CITES.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0