Motor

El "Alcolock", un etilómetro que impide el funcionamiento de vehículo

El Alcolock impide arrancar el coche. Foto: Manuel Escalera

El "Alcolock" es un etilómetro que, instalado en un vehículo, detecta el nivel de alcohol consumido por el conductor, de forma que si supera el umbral permitido impide el encendido del motor.

Según un estudio hecho público en el acto de presentación del aparato por los responsables de este mecanismo, si se instalaran estos aparatos en vehículos de conductores sancionados por embriaguez se podrían salvar en España unas 115 vidas al año y evitar 568 heridos graves y 2.885 leves en accidentes de tráfico.

Dicho estudio, titulado "Etilómetros de interrupción del encendido para vehículos automoviles y las evidencias científicas de su eficacia", ha sido realizado por la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (FITSA) con la colaboración del Centro Zaragoza.

Reducir accidentes

La utilización de este sistema impide que un conductor pueda arrancar el vehículo si supera la tasa de alcohol permitida (0,5 gramos por litro de sangre, excepto para profesionales y noveles, que es el 0,3 gr/l).

Según las pruebas realizadas, la reducción del número de accidentes con víctimas es de un 65% entre los conductores que llevan instalado en su vehículo el "Alcolock", según la citada fundación.

El analista de FITSA José Rodríguez explicó en rueda de prensa que "entre el 30% y el 50% de los accidentes que ocurren están motivados por el alcohol, según la Organización Mundial de la Salud; y según la Comisión Europea, el 30% de los accidentes que ocurrieron en 2006 en España tuvieron como causa directa el alcohol".

Rodríguez añadió que según el Instituto Nacional de Toxicología, aproximadamente el 30% de los conductores fallecidos superaban la tasa de alcohol permitida. Además, el 62% de los conductores son bebedores habituales y el 42% reconoce haber bebido en alguna ocasión antes de conducir.

Pruebas realizadas

Según un portavoz de FITSA, los "alcolocks" se han probado ya en un muestreo de una treintena de autobuses y una docena de vehículos particulares. El alquiler de este sistema cuesta 1.200 euros anuales.

El dispositivo de interrupción de encendido por detección de alcohol "Alcolock" consiste en un sistema electrónico que está conectado con los sistemas de potencia, eléctricos y otros de un vehículo.

Dicho sistema evita o previene el encendido y manejo del vehículo cuando, a través de un test de alcoholemia, se detecta que el nivel de alcohol en el aire expirado por el conductor supera un determinado valor.

El dispositivo del sistema consta de dos partes diferenciadas. Por un lado, la que va unida al vehículo (módulo de control) y, por otro, la parte sobre la que se realiza el test de alcoholemia ("etilómetro").

Instalación en los vehículos

El sistema puede instalarse en un vehículo de forma voluntaria o coordinada por las administraciones para contribuir a la rehabilitación de conductores con dependencia del alcohol.

Según FITSA, sería positiva la promoción institucional de este sistema para fomentar su instalación en flotas de transporte escolar, de mercancías peligrosas y otros servicios de transporte que conlleven riesgo especial para los ciudadanos.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Gustavo Castro
A Favor
En Contra

Me parece muy buena la idea aunque quiza si este tipo de dispositivos no cuenta con un sistema biometrico que evite el fraude quiza se eviten algunos casos pero no sera suficiente para que la disposicion sea prohibitiva. Cualquiera podria soplar y dar arranque al vehiculo. La autenticacion mediante sensores de huella dactilar, me parece, seria lo indicado para darle la debida efectividad.

Puntuación 1
#1
Francisco Bermudez
A Favor
En Contra

Una de las herramientas más útiles para reducir la siniestralidad en España es, sin ningún género de duda, el ALCOLOCK. De hecho, es la herramienta no implantada en nuestro país que supondría una mayor reducción del número de accidentes con el menor coste de implantación. Diversos estudios llevados a cabo demuestran que si se implantara de un modo generalizado entre los conductores detectados con tasas de alcoholemia más elevadas o reincidentes en la conducción bajo los efectos del alcohol, por cada euro que costase su implantación (en su mayoría a cargo del conductor) se obtendrían entre 7 y 18 euros de reducción en los costes originados por los accidentes que no se producirían. Esto naturalmente sin contar con el incalculable valor que supondría evitar la tragedia por la que pasan cada año centeares de familias.

Los dispositivos ALCOLOCK están dotados de inumerables medidas de seguridad para impedir la alteración de los resultados y asegurar su efectividad. Algunois cuentas con sistema de reconociomiento dactilar, de iris, cámaras digitales, etc. No obstante la principal herramienta de seguridad con que cuentan estos dispositivos es la memoria interna de datos, capaz de determinar si son la misma persona la que soplan y de detectar otros intentos de saltarse el dispositivo.

No me quiero extender sobre la eficacia ni la seguridad de los dispositivos ALCOLOCK, tan sólo recordar que mientras está instalado en un vehículo, la posibilidad que dicho vehículo sea conducido por un conductor ebrio se reduce a menos de un 0,0005 mientras que a cualquier hora del día, en cualquier punto de España 1 de cada 70 vehículos está siendo conducido por un conductor que supera el límite de alcoholemia. Sobran más explicaciones.

La seguridad vial es responsabilidad de todos.

Un saludo,

Francisco Bermúdez

Delegado Nacional ante el CEN/CENELEC para la Normalización de equipamiento de seguridad en vehículos automóviles.

Puntuación 3
#2