Economía

Chile debe seguir al lado de Argentina

  • Argentina es el cuarto destino de los capitales chilenos
Imagen: Dreamstime.

Es inevitable referirnos a los acontecimientos que han tenido lugar con motivo de los resultados de las primarias habidas hace pocos días en Argentina, país con el que Chile comparte más de 4.000 kilómetros de frontera común y, sobre todo, con el que mantiene fuertes lazos históricos de amistad y buena vecindad.

Prueba de este buen hacer argentino-chileno, el pasado mes de mayo de 2019 entró en vigor un acuerdo comercial entre los dos países que vino a profundizar los acercamientos en materias económicas tales como inversiones, servicios, comercio electrónico, telecomunicaciones y compras públicas. El acuerdo incorpora avances en normas técnicas, sanitarias y servicios aduaneros; como novedades, se abordan temas de medio ambiente, laboral, pymes, género, etc., creándose un marco regulatorio moderno que da respuesta a aspectos muy presentes en los acercamientos internacionales.

El nuevo pacto se comenzó a gestar en 2017 al poco tiempo de asumir el cargo como presidente Sebastián Piñera. La Argentina salía de una situación económica muy dura y difícil; literalmente el país se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, donde aún sigue. Fomentar el comercio y especialmente atraer nuevas inversiones era y es algo urgente para relanzar su economía.

Necesidades de todo orden los empujaron en mayo de 2018 a solicitar un préstamo de rescate por valor de 57.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI). Desde un comienzo hubo apoyo a que se les concediera esta petición ante el organismo internacional -como así fue- por parte de Brasil, Chile, China, España, Estados Unidos y Japón.

En las duras y en las maduras, Chile siempre ha querido estar al lado de Argentina. Son casi medio millar las compañías chilenas que se han establecido allí. La inversión extranjera directa (IED) de firmas chilenas se sitúa en puestos de avanzada. Según informaciones de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales de Chile (SREI), representan un 15,3% de los recursos materializados por empresas chilenas en el exterior durante el período 1990-diciembre 2017, y alcanzan un monto de 18.333 millones de dólares. Argentina es el cuarto destino de capitales chilenos, aunque podría ser el primero de no ser por la conducción errática de su economía.

Hay más de 400 sociedades chilenas en suelo argentino, donde desarrollan más de 700 diferentes proyectos de inversión

Estados Unidos, con 16.993 millones de dólares, y España, con 13.169 millones, aparecen en posiciones destacadas de IED conforme a cálculos recientes del Banco Central de la República de Argentina a 31 de diciembre de 2016, según informaciones aparecidas en medios españoles.

El informe de la SREI indica la existencia de más de 400 sociedades chilenas en suelo argentino, donde "desarrollan más de 700 diferentes proyectos de inversión".

Sectorialmente, el destino de la IED se concentra, en primer lugar, "en el sector servicios, con una inversión acumulada de 7.211 millones de dólares y una participación de un 39,3% sobre el total invertido en ese país. En este sector, inciden fuertemente servicios tales como: comercio (44,3%), actividades inmobiliarias y empresariales (25,4%), transporte y comunicaciones (15,6%)", afirma la SREI.

Luego se ubica la industria, "con una inversión acumulada de 4.553 millones de dólares, o un 24,8% de la inversión total, y caracterizado por una amplia diversificación productiva, reflejo de la especialización alcanzada en ese mercado. Al interior del sector, las inversiones se distribuyen de la siguiente manera: alimentos y bebidas (38,8%); otras manufacturas (incl. metalmecánica y metalurgia; industria química; procesamiento de la madera) 61,2%", de acuerdo con la SREI.

Continúan "el sector de energía (generación y distribución de energía eléctrica), con una inversión acumulada que alcanza a unos 3.786 millones de dólares, equivalentes a un 20,7% de la inversión total. En cuarto lugar, se ubica la inversión en el sector minero (extracción de minerales e hidrocarburos), la cual alcanza los 1.433 millones de dólares, o un 7,8% de la inversión total. En quinto lugar, se ubica el sector agropecuario y silvícola con un monto de 1.351 millones equivalente a un 7,4% de la inversión total, y con una fuerte presencia de capitales orientados a plantaciones forestales", se apunta en el reporte.

Las inversiones chilenas han generado 120.667 empleos, el 53,2% de ellos directos

Muy relevante es el empleo generado por estas inversiones chilenas situándose en las 120.667 personas, de estas un 53,2% corresponde a empleo directo y un 46,8% a empleo indirecto.

Son varios los proyectos que buscan unir el Atlántico con el Pacífico durante todo el año a través de trece pasos de frontera localizados a lo largo de los Andes.

Argentina está volviendo a ponerse de pie; nadie puede asegurar que esto será fácil y rápido, pero si en algo deben poner atención inmediata los argentinos es conseguir una institucionalidad seria, estable, respetuosa con el cumplimiento de las leyes y comprometida con el desarrollo. Sin esto la IED se irá, o no llegara hasta que se den las condiciones de tranquilidad necesarias para crecer.

El efecto de lo sucedido al otro lado de los Andes es acotado para los chilenos, de forma más significativa lo sufrirán los empresarios que han invertido allí y que deben lidiar con un entorno poco favorable. A todos nos interesa una Argentina estable y próspera, de modo particular a toda Iberoamérica.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0