Economía

Las nuevas medidas del Banco Central para detener la caída depreciación del peso chileno

Foto: Reuters/Archivo

El Banco Central anunció un paquete de nuevas medidas para tratar de facilitar la gestión de liquidez del sistema financiero, después de que la inyección de 4.000 millones de dólares divulgada el día anterior no haya evitado un nuevo desplome de la divisa nacional.

El peso chileno se depreció la pasada jornada un 1,6 % hasta las 801 unidades por dólar en el mercado cambiario, acentuando una caída que ya en la jornada anterior se había situado en la cifra histórica de 795,5 pesos por dólar.

Decisiones

Las nuevas medidas incluyen la suspensión de la emisión Pagarés Descontables del Banco Central (PDBC) para el restante período de encaje, que termina el 8 de diciembre próximo.

La ampliación de la frecuencia y el plazo de las operaciones REPO, tanto en su modalidad prenda como tradicional, agregando el plazo de 90 días al de 30 días informado ayer.

Además, se incorporan los depósitos y bonos bancarios como garantías en las operaciones REPO, Facilidad Permanente de Liquidez y Facilidad de Liquidez Intradía, tanto en su modalidad prenda como tradicional.

Se aumenta también la frecuencia de subastas de las operaciones de compra de swap, manteniendo los plazos y el monto total anunciado el pasado miércoles.

Y se ofrece un programa de recompra de títulos del Banco Central para todos los operadores del sistema SOMA, el que será implementado en la modalidad ventanilla.

"Los ajustes tienen por objeto aumentar la efectividad de las operaciones anunciadas en moneda en local y extranjera, para facilitar la gestión de liquidez del sistema financiero local", señaló la entidad en un comunicado.

El emisor detalló que estas medidas se implementarán a partir de hoy, viernes, y hasta el jueves 9 de enero de 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.