Economía

Actividad minera en Chile pierde un 15 % de empleos por la pandemia

Foto: Reuters/Archivo

La ocupación en el sector minero chileno recibió el impacto de la pandemia de coronavirus y cayó un 15% en el trimestre marzo-mayo de 2020, en relación al mismo periodo del año anterior, lo que supone una disminución de 35.500 puestos de trabajo, según datos de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

Así, mientras que hace un año la ocupación en el sector minero de Chile alcanzaba a 236.500 personas, en la última medición correspondiente al trimestre marzo-mayo de 2020 llegó a 201.000 trabajadores.

"Esta es una muestra clara del impacto de la pandemia en el empleo. Hemos retrocedido prácticamente tres años en el nivel de ocupación en minería, por cuanto hoy es similar al que observábamos en octubre del año 2017", dijo el gerente de Estudios de la Sonami, Álvaro Merino, según recogió la web de esta institución.

El experto advirtió que "es muy probable que en la próxima medición se deterioren aún más estos datos" pues considerará el trimestre móvil correspondiente a abril-junio y "en junio hubo más restricciones a la circulación -por cuarentenas- que en marzo pasado".

Complejo escenario

Merino comentó que "en este complejo escenario", la minería chilena ha apostado por la continuidad operacional, priorizando la salud de sus trabajadores, sus familias y su entorno, pero también, manteniendo la cadena de pagos, a fin de minimizar el impacto de la crisis en las empresas colaboradoras, proveedoras y en el aporte al financiamiento fiscal.

"Todos los segmentos productivos de la minería, sin importar su tamaño y sujetas a un estricto protocolo, están haciendo los mayores esfuerzos para mantener operativas las faenas y están trabajando al ritmo que las complejas circunstancias actuales así lo permiten", precisó el ejecutivo.

Paralización

El presidente de la Sonami, Diego Hernández, dijo que "la minería debería parar si es que se justifica parar" pero que hoy día, "en general, no se justifica".

"Puede haber casos que es mas difícil controlar, pero en las faenas que tienen campamentos (minas en las que los trabajadores también duermen sin necesidad de regresar a la ciudad) se ha he hecho un control y tiene buenos resultados", señaló Hernández en una entrevista con el canal de televisión local 24 Horas.

La norteña región de Antofagasta, en la que se ubican las dos principales ciudades mineras del país, como la propia Antofagasta y Calama, es una de las más afectadas por el coronavirus, con 10.355 contagios, de los que 1.793 son activos, y 183 fallecidos.

Al respecto, Hernández comentó que "a la gente le ha costado ser disciplinada en Antofagasta y Calama" y que el caso de esta última ciudad "es especialmente complejo" porque en varias de sus minas no hay campamentos y el personal se desplaza diariamente a la ciudad y es más difícil de controlar las medidas para evitar contagios.

En el norte

Por otra parte, Merino manifestó su inquietud por el incremento de la desocupación en el norte del país, donde se concentra la mayor parte de la actividad minera.

Mientras a nivel nacional la tasa de desempleo registra 11,2%, las regiones del norte marcan 12,2%, incrementándose en 12 meses en 30.000 las personas desempleadas en las regiones mineras, alcanzando actualmente a 118.000 trabajadores, comentó el experto.

En Tarapacá, hace un año atrás, la desocupación alcanzaba a 7,1% y ascendió a 9,3% en el registro correspondiente a marzo-mayo de 2020, y en Antofagasta aumentó de 9,1% a 13,2%, y continúa marcando el más alto nivel de desempleo entre todas las regiones del país.

Por su parte, en Atacama se incrementó la desocupación desde 8,6% a 11%, en tanto que en Coquimbo aumentó desde 7%, hace un año, a 13% en la actualidad, un incremento de seis puntos porcentuales.

"Lamentablemente, debido a la actual contingencia, la caída en el empleo como el aumento en la desocupación están golpeando con fuerza al país y particularmente a las regiones del norte de Chile," expresó Merino.

La suspensión parcial de las actividades económicas desde mediados de marzo provocó una caída histórica del Producto Interno Bruto (PIB) en abril y mayo del 14,1% y el 15,3%, respectivamente, y la destrucción de 1,5 millón de empleos.

El Banco Central de Chile estima una recesión de hasta el 7,5% para 2020, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que la pobreza podría llegar al 13,7%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin