Economía

Chile: inversiones en tiempos de pandemia

  • La IED en Chile creció un 53% en los seis primeros meses de 2020
  • El Gobierno tiene previsto desembolsar 34.000 millones en obra pública
Imagen: Dreamstime.
Madrid

Chile, como las economías de medio mundo, ha ido aprendido a lidiar con el coronavirus. Puede afirmarse que la gran mayoría de los países están mejor preparados en conocimientos y acciones dirigidas a contener su propagación en espera de la aparición de la tan ansiada vacuna.

Además, existe absoluta consciencia de que la vuelta a los confinamientos es algo dañino para la economía, cuestión que repercute fuertemente en familias, empresas e instituciones. La opción es optar por intensificar el número de test y detectar los contagios, de manera que puedan evitarse cuarentenas totales y la detención indiscriminada de las tareas impulsoras del crecimiento.

Abrir las instituciones y las empresas y el regreso al trabajo deben ser las consignas, aunque la prioridad -como es lógico- seguirá siendo el cuidado de los enfermos. Se asume que el consumo interno tomará más tiempo en reactivarse plenamente; el comercio internacional será el complemento a donde se dirijan las miradas.

Participar en negocios dentro y fuera del país es una oportunidad para lanzar nuevos emprendimientos e innovaciones. En el Informe sobre las inversiones en el mundo 2020 de la Conferencia de la Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), proyectan una caída de un 40% de los flujos de inversión extranjera directa (IED) en 2020 en todo el mundo: en 2019 supusieron 1,54 billones de dólares. La reducción significaría que este año el total se situaría por debajo del billón, algo que ocurría desde 2005. Anticipan que para 2021 el retroceso continuará -lo estiman entre un 5% y un 10%- para remontar en 2022. Centrándonos en América Latina, el año pasado el total recibido fue de 164.000 millones de dólares. Unctad predice que este monto se verá mermado en un 50% en 2020.

La inversión extranjera directa (IED) en Chile, por ahora, marcha en la dirección opuesta a los vaticinios hechos por Unctad. A mitad de este año acumula una expansión del 53%. En dinero suma 9.801 millones de dólares, es decir, 3.410 millones más que en los primeros seis meses de 2019, cuando llegó a 6.391 millones de dólares.

El Ministerio de Obras Públicas prevé una inversión de 9.360 millones de dólares

La cifra equivale a un aumento de un 64% en relación con el promedio de los últimos cinco años y de un 49% respecto del promedio histórico (2003-2020).
En junio, último mes informado, la IED se situó en los 2.105 millones de dólares. Lo reunido de enero a junio de 2020 es el segundo monto más elevado de toda la serie anotada por el Banco Central en los 17 años en que se llevan registros.

El elemento más destacado de lo ingresado corresponde a las "participaciones de capital", muy próximas a los 5.000 millones de dólares, el valor más alto desde que se iniciaron las anotaciones de IED. Le siguieron los "beneficios reinvertidos", cercanos a los 3.000 millones, y la diferencia incumbió a los "instrumentos de deuda".

Al ingreso de estos capitales de origen privado hay que sumar las obras públicas anunciadas en el plan Paso a Paso Chile se Recupera, que contempla desembolsos del Estado por 34.000 millones de dólares y prevé la creación de 250.000 empleos.

Hablamos de puertos, carreteras, aeropuertos, viviendas, medio ambiente, obras hidráulicas y de agua potable rural a realizar entre 2020 y 2022, en las que intervienen seis carteras ministeriales:

- El Ministerio de Obras Públicas prevé una inversión de 9.360 millones de dólares: considera iniciativas en construcción, adelantamiento y ampliación de caminos, puentes, obras hidráulicas, sistemas de agua potable rural (APR), bordes costeros, caletas, aeropuertos y edificación pública.

- Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones: inversión estimada: 3.000 millones. Acciones en líneas de Metro y trenes.

- Ministerio de Deportes: Inversión considerada: 89 millones de dólares. Construcción de recintos deportivos.
Ministerio de Vivienda y Urbanismo: Inversión determinada: 3.482 millones. Soluciones habitacionales para atender a 412.900 familias vulnerables.

- Ministerio de Agricultura: Considera 1.600 proyectos de tecnificación y obras de riego de pequeños y medianos agricultores. Se añade programa de reforestación, se apoyará a 2.250 familias afectadas por los incendios forestales, lo que constituye la recuperación de más de 24.000 hectáreas.

- Ministerio del Interior y Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere): objetivos en el marco del Programa Mejoramiento de Barrios -alcantarillado, agua potable y electrificación-.

Unos 1.350 millones de dólares se destinarán a financiar iniciativas de "acción climática" para avanzar hacia una rehabilitación verde. La selección de estos programas -que se estima rondarán los 400- la lidera el Ministerio del Medio Ambiente en coordinación con los ministerios ejecutores.

Sin inversiones las naciones se estancan y retroceden. Chile entendió muy bien esto hace 30 años, por ello salió en su búsqueda por distintas partes del globo. Los inversionistas presentes en el país provienen de numerosos lugares, y con sus propuestas han sido parte activa del desarrollo alcanzado a nivel local. Gracias a su presencia, los chilenos han puesto en valor el territorio entero incluido el marítimo. Ya no existen espacios considerados inservibles; muy al contrario, en cualquier lugar puede comenzar un emprendimiento, por modesto que sea.

Tras estas cifras -privadas y públicas- subyacen muchas aspiraciones. De entrada, la economía gana en solidez, hay incorporación de tecnologías e invenciones, generación de puestos de trabajo y, en épocas como las actuales, empujan el crecimiento tan necesario para mantener la senda del progreso.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin