Economía

27,45% crecen en Chile los reportes de operaciones sospechosas de lavado de activos

Foto: Reuters/Archivo

Un alza de 27,45% anual registraron los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de lavado de activos y/o financiamiento del terrorismo recibidos por la Unidad de Análisis Financiero (UAF) durante el primer semestre de 2020.

Así se desprende de la Serie Estadística del Servicio, que muestra que, en la primera mitad del año, los sujetos obligados, esto es, 38 actividades económicas y todo el sector público , enviaron 3.013 ROS a la UAF, que se comparan con los 2.364 ROS remitidos en enero-junio de 2019.

"Este aumento en los ROS recibidos es muy importante en el contexto de la pandemia que enfrentamos. No hay que olvidar que en marzo de este año se decretó estado de catástrofe, entre cuyas medidas está la cuarentena total, que ha significado el cierre a público de diversos establecimientos a lo largo del país; por ejemplo, los casinos de juego, que tradicionalmente es un sector que nos reporta un gran número de operaciones sospechosas", dijo el director de la UAF, Javier Cruz.

Agregó que, durante la pandemia, el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) alertó a las Unidades de Inteligencia Financiera sobre la eventual disminución en el volumen de los reportes de operaciones sospechosas recibido, por el cierre o intermitencia de actividades/funciones de algún sujeto obligado, o la reducción de su personal de Cumplimiento, lo que podría mermar temporalmente la capacidad de análisis de las transacciones.

"Pese a las restricciones, los sujetos obligados continuaron cumpliendo con su labor de prevenir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, lo que refleja que, pese a un entorno tan desafiante como el actual, no bajaron la guardia", expresó el ejecutivo.

Cifras

De hecho, al desglosar las cifras se observa que, en marzo-junio de 2020, meses de pleno desarrollo de la pandemia en el país, la UAF recibió 2.223 reportes ROS, un 44,63% más que en igual lapso de 2019, destacando los bancos, con el envío de 510 ROS más que en el segundo trimestre del año pasado, las AFP (+316 ROS) y las corredoras de bolsas de valores (+84 ROS). En contraste, los sectores que más redujeron su reporte de operaciones sospechosas a la UAF fueron los casinos (-262 ROS), empresas de transferencia de dinero (-32 ROS) y casas de cambio (-31 ROS).

Por su parte, el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, manifestó que "las cifras de la UAF reflejan que los sectores público y privado han comprendido el importante daño económico y social que generan estos delitos, además de afectar severamente la credibilidad y reputación de los involucrados".

"La prevención, las capacitaciones y la coordinación interinstitucional son fundamentales para que las operaciones sospechosas se identifiquen, analicen, investiguen y, cuando corresponda, sean sancionadas por los Tribunales de Justicia. Como Ministerio de Hacienda valoramos que, en tiempos de pandemia, el Sistema Nacional Antilavado, haya seguido fortaleciéndose", comentó el subsecretario Moreno.

De acuerdo con la Serie Estadística de la UAF , durante el primer semestre de 2020, los bancos, las AFP y las corredoras de bolsas de valores también fueron las actividades que más reportaron operaciones sospechosas.

Es así como, de los 3.013 ROS recibidos en el periodo, 1.496 fueron emitidos por los bancos (49,65% del total), 507 por las AFP (16,83%) y 246 por las corredoras de bolsas de valores (8,16%). Más atrás se ubicaron las cajas de compensación con 129 ROS (4,28% del total), los casinos de juego con 124 (4,12%) y las emisoras u operadoras de tarjetas de crédito, tarjetas de pago con provisión de fondos, o cualquier otro sistema similar a los referidos medios de pago, con 104 ROS (3,45%).

Las instituciones públicas, por su parte, que desde febrero de 2015 están obligadas a informar a la UAF las operaciones sospechosas que adviertan en el ejercicio de sus funciones, enviaron 43 reportes ROS en el primer semestre del año.

Impedimento

El director de la UAF recordó que la UAF está legalmente impedida de iniciar investigaciones de oficio. Por tanto, "si los sujetos obligados no nos reportan las operaciones sospechosas, nosotros no podemos gatillar nuestros procesos para detectar indicios de lavado de dinero o financiamiento del terrorismo, e informárselos al Ministerio Público, a través de Informes de Inteligencia Financiera".

Según la Serie Estadística de enero-junio de 2020, la UAF detectó indicios de lavado de activos en 63 reportes ROS. La mitad de ellos corresponde a operaciones sospechosas informadas por los bancos, seguidas de las enviadas por las emisoras u operadoras de tarjetas, las AFP, los notarios y las instituciones públicas.

Cabe mencionar que, recibidos los Informes de Inteligencia de la UAF, el Ministerio Público los vincula con un RUC (Rol Único de Causa), lo que da inicio a una investigación por el delito de lavado de activos, o agrega información a una ya vigente.

Paralelamente, el organismo persecutor puede requerir a la UAF antecedentes para las investigaciones de lavado que practique. Según consigna la Serie Estadística, durante los primeros 6 meses de 2020, la Fiscalía de Chile realizó 46 consultas a la UAF, asociadas a 410 personas naturales y jurídicas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin