Economía

Bajos volúmenes de Sudamérica impactan en producción global de vino

Un empleado moviendo barricas de vino en la viña Castello di Amorosa en Calistoga, California. Foto: Reuters/Adrees Latif/Archivo

La producción global de vino permanecerá en 2020 muy por debajo de su promedio de cinco años, abatida por menores volúmenes de Sudamérica y por cuotas de elaboración en la Unión Europea, después de que la crisis del coronavirus derribó las ventas.

La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), en sus estimaciones iniciales, proyectó que la producción mundial alcanzará un rango de entre 253,9 millones y 262,2 millones de hectolitros en 2020, con una mediana prevista de 258 millones de hectolitros.

Es el segundo año consecutivo en que la producción mundial de vino se sitúa por debajo del promedio tras haber aumentado hasta máximos cercanos al récord en 2018, dijo la organización con sede en París.

"Esto no se considera necesariamente una mala noticia para el sector del vino, en vista del actual contexto en que las tensiones geopolíticas, el cambio climático y la pandemia de la covid-19 están generando un alto grado de volatilidad e incertidumbre en el mercado mundial del vino", dijo la OIV en la presentación de su informe.

Sudamérica

En el hemisferio sur, el total de producción estimado caerá en 8% respecto a 2019, a 49 millones de hectolitros, con los principales descensos detectados en Argentina (17%), Chile (13%) y Australia (11%), afirmó la entidad.

Las estimaciones preliminares de la OIV indican que Estados Unidos producirá 24,7 millones de hectolitros en 2020, un alza de 1% frente al año pasado, aunque el pronóstico podría ser revisado cuando se analice más información sobre el efecto de los incendios forestales que afectaron a las regiones que albergan a los valles de Napa y Sonoma.

En la Unión Europea, los viñedos se beneficiaron de buenas condiciones climáticas pero la producción siguió por debajo del promedio luego de que viticultores y gobiernos decidieron limitar la actividad para contrarrestar el impacto negativo de la pandemia.

En el caso de Francia, por ejemplo, los productores de champaña recolectaron 20% menos de la cosecha de uvas de este año en un intento por recuperarse del colapso de ventas ocasionado por la crisis sanitaria.

La OIV espera que los estados de la UE -que incluyen a los tres principales productores de vino del mundo: Italia, Francia y España- elaboren 159 millones de hectolitros, un alza de 5% frente al 2019 pero aún por debajo del promedio.

Un hectolitro corresponde a 133 botellas de vino.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.