Economía

La apertura de la frontera de Chile apunta a una nueva etapa en la recuperación

  • Los criterios claves son la gradualidad, la seguridad y la trazabilidad
Madrid

¡Ya es posible viajar a Chile! De momento la única frontera habilitada para los extranjeros que viajen al país será la del Aeropuerto Merino Benítez de Santiago, sin necesidad de justificar el motivo del viaje.

Los demás lugares habilitados para el ingreso de personas foráneas, sean aéreos o terrestres, permanecerán clausurados, su apertura será gradual conforme a un plan de las autoridades sanitarias. Las zonas fronterizas permanecían cerradas desde el pasado 18 de marzo -algo más de siete meses-, una medida que perseguía evitar la expansión del contagio por coronavirus que está afectando a la humanidad entera.

Para los chilenos esta es una situación anómala, especialmente si nos atenemos a su condición de nación abierta al mundo, pero las circunstancias vividas aconsejaban esta medida al igual que en otros tantos Estados esparcidos por el mapa. Esta vuelta a la cuasi normalidad debería ir de menos a más. Ojalá sea un anuncio de tiempos mejores, coincidiendo con la primavera-verano del hemisferio sur y, por qué no decirlo, de la llegada de una vacuna en el primer semestre de 2021.

Quienes no conozcan Chile deben saber que de norte a sur lo recorre la cordillera de los Andes, cuya altura media está próxima a los 4.000 metros. Dicho en pocas palabras, es una verdadera pared, muy hermosa cuando está vestida por el blanco de las nieves, ideal para excursiones y aventuras en verano. Pero, además, frente a patógenos venidos de lejos cumple una función aislante, protegiendo de contaminaciones a personas, animales, agricultura y naturaleza toda.

El turismo no ha estado prohibido, pero hasta ahora quienes llegaran sin un motivo justificado o no tuvieran residencia no podían ingresar a Chile

La función bienhechora de los pasos fronterizos a lo largo de los Andes, o aeropuertos de norte a sur, sirve para controlar el trasiego de personas y cargas en ambos sentidos, ya sea con Perú, Bolivia o Argentina, momentáneamente existe el deber de cumplir algunos requisitos al ingreso que recomendamos tener muy presentes.

Antes de nada: ¿hay países cuyos ciudadanos no puedan entrar? La respuesta es no. Podrán ingresar turistas de todo el globo y ojalá sean muchos. Autoridades locales informaron del "Plan Paso a Paso Apertura de Fronteras", que tiene tres pilares básicos: la gradualidad, la seguridad y la trazabilidad. De este modo, al llegar presentarán un PCR negativo tomado 72 horas antes de abordar el avión, un seguro de salud obligatorio que cubra las prestaciones asociadas a Covid-19 u otras y su pasaporte sanitario, que deben completar en la web www.c19.cl.

Pero quienes vengan, entre el 23 de noviembre y el 7 de diciembre, de naciones con alta transmisión comunitaria de Sars- Cov2 según clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizada semanalmente, estarán obligados a hacer cuarentena de 14 días en una dirección informada por el viajero a la llegada.

Como es lógico, acatarán las medidas sanitarias vigentes, tales como uso de mascarilla, prohibición de circular por comunas en confinamiento, distanciamiento social o respeto al toque de queda si estuviera vigente.

"Incumplir la obligatoriedad de seguimiento durante 14 días puede arriesgar sanciones graves para el extranjero que no lo haga. No solo arriesga multas según el Código Sanitario, también puede ser conducido a una Residencia Sanitaria cuyos costos tendrá que autofinanciarse e incluso la expulsión a su país de origen" informó Paula Daza, Secretaria de Estado de Salud.

Los visitantes, forzosamente, comunicarán diariamente su estado de salud y lugar donde se encuentran en los 14 días iniciales a través de una app que podrán descargar en su móvil. "Esto tiene que ver con el pilar del plan de la trazabilidad. Necesitamos saber cómo y dónde se encuentran las personas que ingresan", indicó la subsecretaria.

A su vez, los nacionales y foráneos residentes que viajen fuera al volver atenderán algunos de estos requisitos. Pueden ingresar sin PCR negativa, pero tendrán que hacer una cuarentena de 14 días. Se eximirán de este encierro si al arribar hacen una PCR cuyo resultado dé negativo. Igualmente, podrían presentar su PCR negativa realizado allí donde estuvieran hecho en las últimas 72 horas antes de abordar el avión que los regresa. De igual forma, deberán rellenar la declaración jurada del pasaporte sanitario.

Al igual que los foráneos, indicarán, necesariamente, su evolución a lo largo de los 14 días en la plataforma a través de una app.

"Estamos abriendo las fronteras con prudencia, tomando los resguardos necesarios. Esperamos que estos reencuentros sobre todo de aquellas familias binacionales que han estado separadas, se puedan hacer realidad, con todas las medidas de autocuidado necesarias para evitar el contagio. Chilenos y extranjeros, les pido que nos cuidemos entre todos", dijo Daza.

Por cierto, el turismo no ha estado prohibido, pero hasta el momento quienes vinieran de fuera sin un motivo justificado, o no tuvieran residencia, no podían ingresar. Con este Plan, gradualmente se irán abriendo las áreas limítrofes, en el parte del 7 de diciembre venidero podría haber más avances.

Al concluir, las salidas de locales o residentes al exterior están permitidas, deben llevar documentación sanitaria y atender las directrices de ahí a donde se dirigen. En unos piden declaraciones juradas, seguros médicos o test PCR hechos con anterioridad, es recomendable verificar esta información antes de partir.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin