Economía

"Pandemia abrió nueva forma de pensar, nuevas oportunidades para el reciclaje y como se fabrican los productos"

Vicente Caruz, presidente de la Fundación Empresarial Eurochiel (i) y Sebastián Sitchel, presidente de BancoEstado en su participacíon en el encuentro. Foto: Gentileza Eurochile

La pandemia como nuevo escenario para continuar desarrollando los conceptos de economía circular a nivel sectorial y sistémico global, fue el sello de las múltiples conversaciones desarrolladas en el Encuentro de Economía Circular: Conferencia y Ronda Empresarial, organizado por la Fundación Empresarial Eurochile.

Especialistas y autoridades coincidieron en que esta situación de crisis global es una motivación concreta para avanzar, con mayor rapidez, en el cambio de paradigma productivo desde lo lineal a lo circular.

Para el presidente de Fundación Empresarial Eurochile, Vicente Caruz, "el confinamiento de millones de personas en el mundo y la crisis social que conlleva ha acelerado el debate de nuevas formas de habitar el mundo y ocuparnos de sus equilibrios. La economía circular tiene un importante lugar en esta discusión por la urgente necesidad de salir de la crisis con un sentido de adaptación sostenible. Las empresas con creatividad, innovación y uso intensivo de tecnología rediseñen y adapten sus procesos productivos y servicios: para reducir el uso de materias primas vírgenes, reutilizar sus insumos, contar con productos de mayor duración y luego reciclarlos generando nuevas materias primas".

Por su parte, el director de Crecimiento Verde y Economía Circular de la Comisión Europea, Kestutis Sadauskas, explicó que la crisis interrumpió cadenas de valor, cortando el suministro de productos y materiales. "En el caso de Europa varios estados miembros cerraron sus fronteras y tuvimos que reabrirlas para garantizar que los productos pudieran circular libremente. Pero eso no pasó de la misma manera en todo el mundo. Entonces, nos dimos cuenta de lo mucho que dependemos de las importaciones y lo vulnerable que somos particularmente en lo que respecta a materiales escasos para los que no hay más proveedores".

Luego vino la reflexión sobre los muchos materiales que necesitamos, y que están disponibles en las mismas cosas que desechamos.

"¿Por qué tenemos que comprar algo tan lejos, con un impacto tan grande sobre el medio ambiente, en condiciones tan precarias, en vez de tratar de recuperarlo en nuestro propio entorno? La pandemia ha abierto una nueva forma de pensar y también nuevas oportunidades para el reciclaje de los productos y las formas como se fabrican, y eso significa repensar el diseño. Eso ha quedado claro con la crisis", asevera el representante europeo.

El ministro de Medio Ambiente y Clima del gobierno de la Región de Lombardía, Raffaele Cattaneo, reafirmó esa idea, centrándose en la necesidad de "la promoción de una economía innovadora, que sabe reciclar, recuperar y revalorizar para otros nuevos usos. Debemos borrar del diccionario la palabra residuo y mirar todo como recurso. Debemos rechazar la lógica del desperdicio, de los desechos".

Compartió la experiencia de la región de Lombardía en cuanto al retiro de desechos que, a su juicio, es el primer paso para alcanzar el desarrollo de la economía circular.""En 1998, la gran mayoría de las municipalidades de Lombardía tenían menos del 25% de recogida selectiva de residuos. En 2019, la gran mayoría tenía sobre el 65%. Si queremos una verdadera economía circular, necesitamos una buena gestión de los residuos que nos permita recuperar materias. Actualmente, estamos recuperando como materia, reciclando y reutilizando el 62% de los residuos orgánicos. Además, parte de ellos se recuperan como energía, y cerca del 22% de estos residuos se convierten en gas. Si sumamos el tratamiento de los otros tipos de basura, tenemos el 90% de los residuos urbanos recuperados, el año pasado sólo el 0,1% fue enviado a los vertederos; y esto pasó en 20 años por un cambio radical en el manejo de los residuos, puntualizó.

Oferta verde

En su participación, el presidente de BancoEstado, Sebastián Sichel, expuso que la economía circular no es solo un concepto del medioambiente, sino que se relaciona con las estrategias que los países tienen para enfrentar la ola de cambios que se está viviendo.

Se refirió entonces al papel que debe tener el BancoEstado para impulsar esta transformación y las acciones que ya está tomando al generar incentivos al consumo y la oferta; como la creación de un crédito hipotecario verde que rebaja el interés a la compra de viviendas ecológicas certificadas por el Ministerio de Vivienda; o el Fondo Mutuo Verde que invierte en empresas rentables donde el 50% de ellas deben estar certificadas como sustentables. "Con nuestros productos queremos generar competencias en el mercado para que otros bancos o empresas hagan lo mismo".

En el ámbito sectorial, el director de la Unión Europea para la representación en el Centro Suizo de Investigación de Agricultura Orgánica (FIBL), Miguel de Porras, explicó sobre el avance de la agricultura ecológica en Europa. "En el marco del Pacto Verde que lleva adelante la UE, la agricultura tiene su propia estrategia, denominada "De la Granja a la Mesa", cuyos grandes objetivos son la reducción del 50% de los pesticidas, del 50% de la pérdida de nutrientes, del 50% de los antimicrobianos, además del incremento de la superficie de agricultura ecológica en el continente hasta el 25%; todas estas metas a 2030".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin