Economía

Salud y actividad económica toman vuelo en Chile

  • Desde marzo de 2020 el precio del cobre ha subido un 79%
Imagen: Dreamstime.
Madrid

Las vacunaciones avanzan a buen ritmo en Chile. La última cifra disponible pone al país a tiro de los dos millones de inoculados; el objetivo del primer trimestre es alcanzar los 5 millones.

El ministro de Salud, Enrique Paris, declaró el pasado día 12 que "hoy a nivel mundial prácticamente somos líderes en cantidad de vacunados por cien habitantes y en velocidad de vacunación y en Latinoamérica somos primeros, lejos".

Ahora corresponde esperar. La carrera por llegar a todos los confines del Chile continental más Isla de Pascua y Antártica está en marcha, solo nos queda desear que las entregas de vacunas se mantengan en los plazos convenidos y la logística interior distribuya las dosis por todo el país.

Durante años a los no residentes en Chile se les ha hecho ver la influencia que determinados productos tienen en la economía austral, por lo pronto los mineros, de modo especial en el caso del cobre. A esta lista, a más distancia, debemos agregar el sector acuícola, la pesca, el forestal, celulosa, el alimentario y dentro de poco el energético, pues las excedencias que comiencen a producirse podrán ser comercializadas en el exterior. El financiero también juega un papel muy relevante en el desarrollo nacional. O el retail tanto dentro como esparcido por Latinoamérica. También las tecnologías, aprovechando la inteligencia artificial, y la externalización de procesos comerciales (BPO), entre otras. O los servicios. Todo ello hace que hoy no se sostenga tan fácilmente el tópico de la dependencia chilena de un solo producto.

El sector acuícola, la pesca, el forestal, celulosa, el alimentario y dentro de poco el energético son ramos de actividad con buenas previsiones

A continuación, nos referiremos a la minería, cuyo papel ha sido determinante en épocas pasadas y lo sigue siendo, aunque menos. La semana pasada, el cobre subió hasta los 3,79 dólares la libra en la Bolsa de Metales de Londres; cerró al final de la jornada en 3,75, la mayor alza desde octubre de 2012.

Tomen nota, desde marzo de 2020 a la fecha ha subido un 79%. En palabras de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin), "el precio promedio del cobre este año de 3,61 dólares la libra, en relación con un dólar a 730 pesos chilenos, arroja mejores ingresos a la minería chilena que en el mejor año del boom del cobre, en que, si consideramos un precio de 4 dólares la libra con un dólar promedio de 560, el resultado es favorable hoy en aproximadamente un 17%. Reconociendo que estos valores son nominales, sin considerar el aumento de los costos de las mineras, el resultado sigue siendo mejor hoy que en la época del boom de precios del cobre".

¿Cuáles son las proyecciones? Antes de echar las campanas al vuelo, cabe recordar que están sujetas a la contención de la pandemia y la recuperación de la economía a escala global, de modo singular en Estados Unidos y China. Dicho esto, los analistas se mueven en un rango de 3,5 dólares la libra, y los más esperanzados lo llegan a ver en los 4,15 dólares al concluir 2021.

Para poner en contexto lo comentado hasta aquí, hay que decir que la magnitud de la producción de la rojiza aleación extraída anualmente se sitúa en los 5,6 millones de toneladas, conforme a datos de 2019. Hoy por hoy Chile es el productor número uno del orbe, seguido a mucha distancia por Perú, con 2,4 millones de toneladas, y China, con 1,6 millones. El volumen conseguido globalmente ese mismo año fue de 20 millones de toneladas. Los tres primeros productores son responsables de casi el 50% de esta cantidad. En 2020 Chile habría generado 5,8 millones de toneladas: la pandemia de Covid-19 tuvo un efecto pequeño sobre esta industria.

Como características más sobresalientes de este metal figuran su maleabilidad y el ser un excelente conductor del calor y electricidad. El cobre tiene infinidad de usos: la industria eléctrica y la fabricación de alambre, monedas y utensilios diversos son solo algunos. Igualmente, tiene sustanciales efectos en la salud, en la agricultura… y en los últimos tiempos hemos conocido sus propiedades bactericidas, ya que al liberar iones logra eliminar diferentes tipos de microorganismos -siendo el material que posee el mayor espectro de acción antimicrobiana-, a lo que se suman sus capacidades antivirales. Conocidos son los textiles y mascarillas elaboradas con nanopartículas de este mineral: el coronavirus no resistiría el contacto prolongado con él.

Chile es el productor de cobre número uno del mundo, seguido a mucha distancia por Perú, con 2,4 millones de toneladas, y China, con 1,6 millones.

En la economía local su coste tiene importantes efectos. De entrada, goza de gran influencia en la fijación del tipo de cambio dólar/peso chileno. Así, si el cobre sube -como lo hemos comprobado en estos últimos dos meses-, la moneda vernácula tiende a fortalecerse frente a la estadounidense, causando un abaratamiento general en los bienes y servicios adquiridos en el extranjero. Dependiendo de los incrementos, las exportaciones autóctonas en general pueden verse más o menos afectadas. La situación inversa produce un efecto contrario.

Los presupuestos del Estado al momento de elaborarse consideran un importe promedio del cobre; de ahí la trascendencia de hacer seguimientos a las transacciones en la Bolsa de Metales. A modo de ejemplo, una caída de 50 centavos puede significar seis o siete mil millones de dólares menos de ingresos.

Hacia fines de enero pasado la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) proyectó al alza el valor medio, que pasaba de 2,9 dólares la libra a 3,3. En ello tienen influencia los diversos planes de estímulo de las economías de media mundo, entre las que destacan China y los Estados Unidos. A esto se añade la existencia de bajos inventarios como consecuencia de la epidemia.

Finalmente, la cara más visible del llamado sueldo de Chile lo representa Codelco, una empresa "autónoma, propiedad de todos los chilenos y chilenas, principal productora de cobre de mina del mundo, líder en reservas del mineral a nivel planetario y motor del desarrollo del país". Con facturaciones por sobre los 12.000 millones de dólares y "una gestión moderna, profesional, transparente y auditable es el eje de acción del directorio de la empresa", produce en torno a 1,8 millones de toneladas, contribuyendo de modo ejemplar a las cuentas nacionales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin