Economía

Chile acude a las urnas mientras la recuperación sanitaria y económica avanza

  • El Banco Central estima un crecimiento de entre el 6% y el 7% para este año
Imagen: Dreamstime.
Madrid

Este último fin de semana, una vez más, los chilenos acudieron a las urnas -sábado 15 y domingo 16 de mayo-, tomando parte en tres procesos de elección: municipales (alcaldes y concejales); gobernadores regionales (por primera vez) y convencionales constituyentes: eligen a 155 ciudadanos que redactarán una nueva constitución para Chile.

En sus 211 años como nación independiente las citas electorales han sido la norma. Las interrupciones han sido excepcionales; tanto es así que Chile es una de las democracias modernas más antiguas y hoy es uno de los pocos países -23- que cuenta con una "democracia plena" según el Índice de la democracia 2020 elaborado por la unidad de inteligencia de la revista The Economist: ocupa el lugar 17 de 167 países considerados.

De ahí que el acto electoral en el que se elegían alcaldes, concejales y, por primera vez, gobernadores regionales respondía a la práctica habitual de cualquier Estado democrático. Dicho de otra forma, nada nuevo bajo el sol. Los análisis de los resultados no serán muy diferentes a los realizados por comentaristas políticos en cualquier lugar del globo, la cercanía con la comunidad y el votante prima sobre ideologías.

Donde la expectación mediática está centrada es en la elección de convencionales constituyentes, quienes están llamados a redactar una carta magna que sustituya a la actual. Nuestro deseo es que los elegidos sean personas probas con disposición y capacidad para alcanzar acuerdos pensando en la convivencia pacífica de todos los estamentos de la sociedad chilena, más allá de las ideologías. Por ahora, cabe desearles lo mejor a cada uno y hacerles ver que la estabilidad institucional y económica, y la apertura al mundo son fundamentos del desarrollo de Chile.

A la espera del veredicto de las urnas, centrémonos en la fase de recuperación. Los vacunados con una dosis ya son casi 9 millones; los que han recibido las dos bordean los 7,5 millones, mientras que los contagiados recuperados -1,2 millones- representan más del 50% del objetivo establecido de 15,3 millones para alcanzar la inmunidad de grupo.

Respecto a la economía, el Banco Central de Chile (BC) mantuvo la tasa de política monetaria (TPM) en el 0,5%, dentro de las expectativas esperadas por el mercado, y comunicó que las medidas de apoyo a la liquidez y el crédito continuarán como hasta ahora. La TPM es considerada el primer instrumento operacional de la política monetaria chilena: es la tasa que determina el nivel del interés de préstamos interbancarios a un día.

La estabilidad institucional y económica, y la apertura al mundo son fundamentos del desarrollo de Chile

Según el Banco, el escenario externo continúa progresando, especialmente por un favorable adelanto en los datos de la pandemia en naciones desarrolladas, lo cual ha permitido flexibilizar las restricciones sanitarias. Siguen muy de cerca la evolución de la inflación en EEUU -creció un 0,8% en abril-, que los responsables de aquel país consideran algo transitorio que no exige cambios inmediatos. En tanto en Chile el empréstito bancario presenta una evolución negativa por las bajas bases de comparación, que compensan el avance del programa con apoyo estatal y las mejores condiciones de oferta crediticia.

Además, el BC enfatiza que la actividad exhibe un registro "muy superior a lo previsto", comandado por el comercio. Esto acontece en medio de restricciones sanitarias: se prevén impactos acotados en las mediciones de abril y mayo. En relación con los puestos de trabajo, la entidad reconoce que, si bien hay un alza, esta es heterogénea.

La inflación subyacente se mantiene alrededor del 3%, como también las perspectivas a mediano plazo. Recordemos que, para cumplir con el objetivo de estabilidad de precios, el Banco se ha planteado como meta explícita que la inflación proyectada a dos años se ubique en el 3%. "Tener una inflación baja y estable contribuye de varias formas a lograr un mayor crecimiento económico", señala el BC.

Las exportaciones y los precios del cobre han vuelto a repuntar, y se espera que el consumo privado crezca por encima del 8% con la inflación contenida en el rango del Banco Central

¿Riesgos para la hacienda chilena? En el corto plazo habrá que seguir atentos a la situación sanitaria y las subidas en las cifras de empleo, aún por debajo de los niveles previos al estallido y la pandemia.

Recapitulando, el consejo del Banco Central estima un crecimiento de entre 6% y 7%, al observar una disminución de las inseguridades, la mejora de las perspectivas locales y circunstancias más prometedoras en el exterior.

El estirón económico de marzo pasado fue mayor de lo esperado (6,4%) y podría acentuarse en el segundo semestre. Eso sí, los confinamientos de abril harán retroceder la expansión de ese mes, aunque las reducidas bases de comparación conducirán a incrementos elevados. Esto, unido a las inyecciones de liquidez, podría traducirse en niveles de entre 7%-8%.

Como conclusión, la empresa Crédito y Caución -líder en seguros de crédito interior y a la exportación en España, cuyo rol es ayudar a las empresas a encontrar nuevos mercados y clientes solventes reconstruyendo la confianza en un entorno de incertidumbre económica- prevé que la economía de Chile registrará un sólido repunte en 2021, cercano al 7%, ayudada por un rápido despliegue de la vacunación. "Las exportaciones y los precios del cobre han vuelto a repuntar, y se espera que el consumo privado crezca por encima del 8% con la inflación contenida en el rango del Banco Central. Las medidas de estímulo fiscal en 2020 ascendieron a cerca del 8,5% del PIB. Aunque el déficit público seguirá siendo elevado en 2021 y 2022, Chile tiene una sólida posición que le permite aplicar estos considerables estímulos fiscales. La deuda pública aumentará hasta el 40% del PIB en 2021, una cifra por debajo de los mercados de su entorno", sostienen en su informe.

"La diversificación de los destinos del comercio exterior a través de una amplia red de acuerdos mitiga el riesgo comercial. Chile mantiene 30 acuerdos de libre comercio con más de 60 países que abarcan la mayoría de las mayores economías del mundo, como Estados Unidos, Unión Europea, China, Japón, Canadá o Australia". En definitiva, buenas oportunidades para los negocios y la inversión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin