Economía

¿Puede conformarse Chile con crecer al lento ritmo de los países de la OCDE?

Foto: Archivo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó, recientemente, su Panorama Económico Mundial y determinó que Chile crecerá un 1,7% en 2016 y 2% en 2017. Por su parte, este año el Banco Central de Chile fue más auspicioso y estimó el crecimiento potencial entre 2,5% y 3%, pero hace cuatro años atrás esta cifra bordeaba el 5%.

Por ello, y frente a este nuevo escenario de cambios, es que expertos nacionales en Economía discutirán sobre las Perspectivas Económicas para 2017, en un encuentro organizado por la Cámara Oficial Española de Comercio de Chile, junto a las cámaras Chileno-Suiza y chileno Belgo Luxemburguesa de Comercio, el próximo 18 de octubre en Casa Piedra.

La cita -que contará con la ponencia principal del ministro de Economía, Fomento y Turismo de Chile, Luis Felipe Céspedes-, tiene como objetivo generar un análisis en profundidad sobre el entorno económico, nacional e internacional, y entregar información que permita tomar las mejores decisiones ante la coyuntura económica proyectada para el próximo año.

"Seguimos siendo una economía muy concentrada en la exportación de bienes, no nos hemos reinventado y nos hemos quedado pegados en una estructura del siglo XX, más que del XXI. Entre 2014 y 2017, Chile va a crecer un 2% en promedio, fenómeno que se explica -en parte- por no haber hecho el trabajo los años previos", de acuerdo a Pablo Correa, economista y director ejecutivo de la Consultora Denk.

En los últimos años las economías regionales experimentaron tasas de crecimiento relativamente bajas de entre el 2% y 2,5% del PIB y la tendencia se manifiesta a la baja.

El 2015 fue el tercer año consecutivo de descenso, y en 2016, los países de Latinoamérica y el Caribe mostrarán una contracción en su tasa de crecimiento de -0,8%, caída mayor a la observada en 2015 (-0,5%), con un comportamiento muy heterogéneo entre países y subregiones, de acuerdo al Informe Económico de Latinoamérica y El Caribe 2016, publicado por la CEPAL.

Correa explica que "Chile no puede darse el lujo de sacrificar el crecimiento de largo plazo. En diez años, para una familia tipo, la diferencia entre crecer al 4% versus el 2% es de un millón de pesos al mes en su ingreso; el crecimiento sí hace la diferencia y no podemos restarle importancia".

Además, el FMI proyectó un desempleo por sobre 7% hasta 2019. A juicio de Correa, "hemos fallado en el diseño de políticas públicas que ataquen los problemas de desigualdad social, pero que al mismo tiempo sean amigables con el crecimiento. Debemos dejar de entender estos objetivos como excluyentes".

Sin embargo, Cecilia Vera, oficial de Asuntos Económicos de la Cepal cree que "durante 2017 la región se verá enfrentada a un contexto internacional que se prevé resulte más benigno que el de estos dos últimos años. Asimismo, los precios de los productos básicos evidenciarán, en 2017, mejoras con respecto a los niveles promedio del 2016, y el crecimiento de los socios comerciales de los países de la región debería ser mayor".

José María Castillero, presidente de Camacoes, indica que "la apertura comercial que caracteriza a Chile también explica su vulnerabilidad frente a las condiciones externas. El desafío actual es pasar de ser un país exportador de materias primas a ser exportador de servicios, lo que se podría lograr poniendo mayor énfasis en políticas de diferenciación de la oferta".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0