Economía

Chile aprueba un nuevo Acuerdo Comercial con Argentina que amplía otros tratados

El Canciller de Chile, Roberto Ampuero. Foto: EFE/Archivo

El Senado aprobó el Acuerdo Comercial entre Chile y Argentina, un proyecto que permitirá ampliar y profundizar los instrumentos jurídicos que actualmente rigen a ambos países en materia comercial.

Este nuevo acuerdo, aprobado por 34 votos a favor y que quedó listo para su promulgación presidencial, complementa las disposiciones ya presentes en el Acuerdo de Complementación Económica 35, entre Chile y el Mercosur, cuya vigencia data de 1996.

Satisfacción

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, expresó su satisfacción a los periodistas porque este acuerdo "nos pone en una posición de integrarnos mucho más con Argentina, con quien tenemos una relación estratégica".

Asimismo, destacó que esto se produce "casi en términos exactos, 40 años después de que ambos países estuvimos a punto de ir a una guerra. Esta es una expresión muy clara del nivel de integración, de entendimiento, de comprensión y de visión de futuro conjunta que tenemos los dos países", aseveró el jefe de la diplomacia chilena.

Ampliación

A través de la negociación de este nuevo tratado, Argentina y Chile se proponen ampliar y profundizar los instrumentos jurídicos que actualmente los rigen en materia comercial, con disposiciones en áreas tan diversas como Inversiones, Servicios, Compras Públicas, Telecomunicaciones y Comercio Electrónico.

Asimismo, el acuerdo perfecciona y complementa las normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias, así como los procedimientos aduaneros existentes.

También se incorporan capítulos novedosos en temas como medioambiente, trabajo, género, pymes, cooperación y política de competencia.

Roaming

Se proyecta que el acuerdo genere beneficios concretos para ambos países, tales como nuevas oportunidades comerciales en servicios y compras públicas, especialmente para pymes y el compromiso de la eliminación del "roaming" en las telecomunicaciones.

También se espera un marco jurídico más moderno y equilibrado para el desarrollo y la protección de las inversiones; mayor agilidad y certidumbre en el comercio bilateral de bienes y la creación de un espacio de cooperación, en un ámbito novedoso como el comercio electrónico, entre otras materias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0