Economía

Chile fortalece su comercio e inversiones con China

  • El mercado chino absorbió el 32% de las ventas chilenas al exterior en 2018
Autor: Dreamstime.

Varios países asiáticos figuran entre los principales socios comerciales de Chile. A la cabeza, China, que lidera los intercambios con un 30% del total.

Dentro del grupo de los diez también aparecen Japón, Corea del Sur e India. No muy alejados se suman Tailandia, Vietnam y Malasia; los tres destacan por su laboriosidad y vivacidad en los envíos y recepciones de los últimos años.

En 2018 China compró bienes chilenos por 25.287 millones de dólares, lo cual equivale a un 32% de todo lo exportado. Si añadimos las importaciones hablamos de un monto total de 42.791 millones. Estamos ante una cifra récord, que supone un incremento de un 24% en relación con 2017.

Estos simples datos sirven para comprender la gran importancia que para Chile representa Asia en su comercio internacional y, a la vez, la trascendencia implícita para que otras economías de Latinoamérica puedan, de modo directo o a través de Chile, hacer lo propio para mejorar sus expectativas de desarrollo.

China y Chile: 50 años de amistad

Hay más. El próximo año las relaciones diplomáticas y de amistad entre Chile y China cumplirán 50 años sin interrupciones. Hace pocos días en una reciente visita a China, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, manifestó a sus autoridades: "Nosotros somos grandes admiradores de su maravilloso país por su historia milenaria, China fue la primera potencia del mundo durante miles de años (...) Pero estamos muy impresionados con el renacimiento que ha tenido China en las últimas décadas no solamente como potencia económica, sino que además su potencia en materia de innovación, emprendimiento, ciencia y tecnología aporte a mejorar la calidad de vida de los seres humanos".

A continuación, añadió: "Estamos muy contentos de esa relación, China es nuestro principal socio comercial, queremos estrechar los lazos en muchos otros frentes; en el frente cultural, para nosotros tener cercanía con la cultura China es una fuente de inspiración y de aprendizaje".

El presidente Piñera agregó que "estamos muy entusiasmados de participar en la ruta de la seda que es un proyecto que usted presidente Xi Jinping lanzó hace unos años atrás y que es una manera de integrar al mundo, tal como lo hicieron sus antecesores hace miles de años, usted también quiere unir al mundo. Para nosotros este proyecto de infraestructura física y tecnológica es un proyecto que nos interesa de sobre manera".

Durante su estancia tomó parte en foros de innovación e inversión, promocionó el vino chileno, se reunió con empresarios chinos de diversos rubros y visitó las instalaciones de las empresas de electromovilidad ByD, de innovación y transportes Didi -al que se conoce como competencia de Uber- y visitó la ciudad de Shenzhen.

En concreto con el presidente Xi se suscribió un plan de acción de aquí al 2022 para profundizar en 14 materias: acuerdos en defensa comercial, promover las exportaciones, cooperación en ciencia, energías limpias, tecnología, innovación, emprendimiento, digitalización, inteligencia artificial, la nube, electromovilidad y 5G.

"Queremos transformar a Chile en un verdadero centro de negocios para las empresas chinas"

Además, fue el único presidente latinoamericano en participar en el segundo foro "Una Franja, Una Ruta", que valoró promover una mayor integración del mercado y lazos entre comunidades. También abogó por el multilateralismo, la conectividad entre países y una mayor colaboración frente a desafíos globales como el cambio climático o el envejecimiento.

Chile dejó claro su objetivo de captar y atraer inversión china y asiática en comunicaciones, tecnología y transporte eléctrico, y transformarse en un centro de negocio entre Asia y Latinoamérica. "Queremos transformar a Chile en un verdadero centro de negocios para las empresas chinas, para que ustedes puedan, desde Chile, llegar también a toda América Latina", señaló el gobernante de Chile.

El viernes por la tarde llegó la noticia de que la reunión Estados Unidos-China para alcanzar un acuerdo comercial había fracasado y por lo tanto entran en vigor y sin excepciones unos aranceles del 25% por valor de 200.000 millones de dólares. Una larga lista de productos fabricados en China a contar de ahora estará sujeta a un incremento de tasas del 10% al 25% al ser importados por EEUU. Por su parte, los chinos han amenazado con responder con su propia ronda de aranceles a productos estadounidenses.

No solo a Chile, al mundo le interesa que las diferencias se resuelvan por los cauces habituales con celeridad, caso contrario la tan anunciada desaceleración mundial será una triste realidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0