Empresas

La actividad emprendedora contribuye a crear un ambiente dinámico de negocio en Chile

  • La actividad emprendedora en Chile se ha disparado un 25,1%
  • Un grupo de estudiantes crea una lavadora que funciona con luz ultravioleta
  • También se está impulsando la utilización de 'tejidos inteligentes'
Foto: istock

En la última edición del Reporte Mundial de Emprendimiento, "Global Entrepreneurship Monitor" (GEM), Chile subió un 25,1% su actividad emprendedora, posicionándose en el tercer lugar a nivel mundial en esta materia. En la nueva edición del estudio se adopta una reclasificación basada en el nivel de ingresos (bajo, medio y alto). Chile pertenece al grupo de naciones con ingresos altos, tales como Estados Unidos y países europeos.

Consideramos este un dato muy relevante para entender el gran salto de Chile en estos últimos 40 años y el ambiente de negocio que encontraran quienes se abran al comercio o la inversión en el país. En esta ocasión les traemos uno de los muchos emprendimientos en marcha que han llamado la atención a nivel local e internacional y dan cuenta de este espíritu reflejado en el GEM.

Un grupo de estudiantes chilenos crean una lavadora ecológica que funciona con luz ultravioleta, hace un lavado en seco, no necesita agua, ni detergente. El logro corresponde a alumnos de Ingeniería de la Universidad Católica (UC), cuyo proyecto es conocido como LightWash, aseguran que este nuevo artefacto limpia la ropa en 15 minutos y elimina el mal olor de las prendas.

Un grupo de estudiantes chilenos desarrollan una lavadora ecológica que funciona con luz ultravioleta y limpia la ropa en 15 minutos

La máquina LightWash es un poco más grande que las tradicionales, mide 1,20 metros de alto, por 0,5 metros de profundidad y 0,5 de ancho. En su interior van dos tubos de 90 centímetros cada uno, que emiten luz violeta de 32 vatios, lo que limpiaría el ropaje a lavar.

Estiman en 15 minutos "el tiempo requerido para eliminar las bacterias de una polera utilizada durante un día y una noche". "La tecnología disminuye significativamente el tiempo, esfuerzo y costo involucrados en la limpieza de prendas de uso diario, porque elimina el consumo de agua y rebaja el gasto eléctrico respecto a los aparatos convencionales", añaden.

Una lavadora tradicional usa 285 litros de agua aproximadamente, cada vez que se usa y puede llegar a gastar hasta un 12% de la energía total de un hogar, consumiendo 255 vatios por hora.

LightWash fue probada y validada en los Laboratorios de Ingeniería el semestre pasado. Los primeros usuarios han sido académicos de la propia casa de estudios quienes valoraron los alcances de esta propuesta. Ya hay empresas que han tomado contacto interesándose por la evolución y la posibilidad de adaptación a las necesidades de algunas de ellas.

La lavadora, conocida como LightWash, fue probada y validada en los Laboratorios de Ingeniería el semestre pasado

Actualmente el trabajo está discurriendo en incorporarle otras tecnologías adicionales tales como remoción de manchas, aromatizar y planchar la ropa, entre otras. Apuntan a sustituir el método de lavado tradicional y sobre todo el impacto que al día de hoy provoca en el medioambiente por otro más sostenible y amigable con los usuarios.

Los noveles inventores postulan comercializar la lavadora en diferentes tamaños y funciones: una versión básica que eliminaría las bacterias y otra más avanzada con secado, eliminación de olores, aromatizante y posiblemente planchado. Los precios fluctuarían entre los 325 y 525 euros.

Esta solución tecnológica universitaria fue premiada por el concurso de Investigación, Innovación y Emprendimiento de Ingeniería UC, que apoya el programa de Ingeniería 2030 de la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO, para emprendedores.

Tendrá dos modelos: una versión básica que eliminaría las bacterias y otra más avanzada con secado, eliminación de olores, aromatizante y posiblemente planchado

Con todo, digamos que existen otros trabajos en el mundo que persiguen similares objetivos. Así, científicos de la Universidad de Melbourne en Australia, afirman haber encontrado una forma rápida y eficiente para lavar la colada, evitando el empleo de agua, que opera mediante nanotecnología.

En el proceso, cubren las indumentarias con estaño sumergiéndolas luego en una emulsión de plata o cobre permitiendo a las nanoestructuras afianzarse directamente en los tejidos. Al final quedan las nanopartículas que se encargan de eliminar los lamparones. Al exponer estas partículas a la luz reciben un impulso que calienta los electrones. Con el calor, liberan un estallido de energía facilitándoles el que puedan abatir las suciedades que haya en esa tela. No es descartable que en un futuro los paños puedan llevar nanopartículas de cobre y plata.

"Tejidos inteligentes"

Desde hace ya algunos años en Chile se investiga la línea de "tejidos inteligentes". Ya existen atuendos y telas que se impregnan con soluciones de cobre, las que, junto a su destino habitual, cumplen funciones antibacterianas entre otros cometidos. Este tipo de tejidos pueden usarse para, por ejemplo, confeccionar una trama que repela a los mosquitos, hacer una prenda que se ilumine en la noche después de una carga solar o que impregne de vitaminas el cuerpo al usarlas.

Al concluir y en línea con un Chile que avanza, los próximos días 24 a 26 de agosto tendrá lugar en la ciudad de Biarritz, Francia, una nueva reunión del Grupo de los Siete o G-7, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Italia, Japón, Francia y Reino Unido. En estos encuentros se tratan asuntos políticos y económicos globales y se acuerdan estrategias comunes y consensos sobre materias de interés mundial. Por primera vez Chile estará en calidad de nación invitada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0