Empresas

Colombiana EPM vende negocio en Chile por 138 millones de dólares

Logotipo de la compañía chilena de energía eléctrica AES Gener. Foto: Reuters/Rodrigo Garrido/Archivo

La colombiana Empresas Públicas de Medellín (EPM) llegó a un acuerdo para vender su participación en EPM Transmisión Chile S.A. y Parque Eólico Los Cururos SpA a una filial de AES Gener S.A. por 138 millones de dólares, dentro de su plan de obtener liquidez tras problemas en un proyecto hidroeléctrico.

EPM, controlada por el gobierno de la ciudad de Medellín, tiene previsto vender algunas de sus participaciones en compañías para conseguir hasta cuatro billones de pesos (1.188 millones de dólares) para enfrentar el revés que sufrió a mediados del año pasado por el riesgo de colapso de la Central Hidroeléctrica de Ituango.

Activos

"EPM Chile S.A., filial de Empresas Públicas de Medellín E.S.P. en Chile, suscribió Contrato de Compraventa de Acciones con AES Gener S.A. y su filial Norgener Renovables SpA, para la transferencia las acciones de EPM Transmisión Chile S.A. y Parque Eólico Los Cururos SpA", precisó la empresa colombiana en un comunicado.

El Parque Eólico Los Cururos posee una capacidad instalada de 109,6 MW y está ubicado a 330 kilómetros al norte de Santiago, en la comuna de Ovalle, región de Coquimbo en Chile.

Además, EPM anunció que Mapfre Seguros Generales de Colombia decidió responder por la cobertura bajo la póliza de todo riesgo de construcción y montaje por los inconvenientes presentados en el proyecto Hidroituango.

La póliza establece un límite asegurado por 2.556 millones de dólares para cobertura de daños materiales de infraestructura y equipos y cobertura para cubrir el retraso de entrada en operación (dinero dejado de percibir por los daños derivados de la contingencia) por 628 millones de dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.