Empresas

Una apuesta por la gestión inteligente de residuos y el reciclaje bajo incentivos

Foto: Archivo

El calentamiento global y las consecuencias que ya se están empezando a observar en nuestra vida diaria, nos han llevado a preguntarnos de qué forma podemos contribuir al cuidado del planeta, y una de las estrategias que se asoma como la más viable es el reciclaje.

Sin embargo, ya no basta solo con reutilizar nuestros productos, sino lo importante es encontrar formas innovadoras de hacerlo y también de atraer la atención de aquellos que aún están un poco alejados de los conceptos medioambientales.

Mauricio Quezada, fundador de Ecoven, empresa que se dedica a la gestión de residuos, explicó que el desafío real es "llamar la atención de aquellos que aún no creen en el cambio climático, crear conciencia y lograr que todos comencemos a reciclar".

Según Quezada, el reciclaje "es un fenómeno relacionado a una decisión de compra más exigente desde el consumidor hacia el proveedor y su compromiso con el medio ambiente".

Método

Ecoven trabaja bajo el sistema de máquinas que clasifican los residuos en botellas de plástico PET, latas de aluminio, botellas de vidrio, envases de plástico, papel blanco (impresos sin color, hojas de cuaderno, etcétera), mix de papeles (diarios, revistas, papel de color y otros similares), cartón, residuos electrónicos y libros.

Asimismo, ofrece el servicio de canje o incentivo, es decir, cambiar al usuario el producto o material que está siendo reciclado por servicios como cargar la tarjeta del transporte público o descuentos en comercios asociados.

Otro método de reciclaje es EcoSmart. "Se trata de un sistema inédito en Chile. Trabajamos con cadenas de malls que deben operar sus residuos bajo la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y realizamos lo que se denomina gestión inteligente de residuos. Logramos solucionar la problemática de las instituciones que estaban requiriendo un apoyo en su operación, que les permitiera, por un lado, disminuir su impacto y, por otro, aumentar sus tasas de reciclaje sin ver afectado su funcionamiento", explicó el ejecutivo.

Ha sido tal la eficiencia, que los costos de gestión de retiro de sus clientes han bajado al menos un 20% y los materiales que recolectaban a la fecha se han elevado hasta en un 100%.

Expansión

Este modelo nació, afirma el emprendedor, "a partir de las bajas tasas de reciclaje en el país, por lo que se buscó una estrategia que permitiera aumentar la participación de los ciudadanos y los incentivará a reciclar".

Señala que  debido a los resultados "comenzamos a expandir nuestra propuesta a otros países, por lo que en enero de este año ubicamos nuestros primeros puntos en Perú y pronto esperamos llegar a más localidades".

Finalmente, aclaró que lo importante es "solucionar la problemática de las instituciones que requieren un apoyo en su operación, que les permita por un lado disminuir su impacto y por otro aumentar sus tasas de reciclaje sin ver afectado su funcionamiento, logrando una disminución".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin