Empresas

Los desafíos que tendrá la educación escolar de cara al 2020

Foto: Archivo

Hace dos meses comenzó un estallido social que no solo dejó entrever una crítica al sistema, sino que también evidenció una desigualdad profunda en varios ámbitos de nuestras vidas, incluyendo la educación.

Debido a las manifestaciones y a las dificultades para trasladarse, las autoridades decidieron suspender el Simce para segundo medio, correr la PSU dos meses y adelantar el cierre del año en algunos establecimientos; hitos que sin duda generaron consecuencias para los alumnos y alumnas.

Los procesos pedagógicos tienen una secuencia, que si se ve truncada por las dificultades a las que se enfrentaron los establecimientos, es imposible lograr aprendizajes más complejos que se trabajan en cursos superiores. Por ejemplo, si quiero que mi alumna aprenda a multiplicar, primero debe saber sumar.

Para Celeste Arias, directora de gestión pedagógica de RomaCL, la mejor solución para los alumnos nunca será el perder clases ya que acorta los procesos de aprendizaje. "Los niveles más perjudicados sin lugar a dudas fueron los de primero básico en primer lugar, pues es aquí en donde se concretan los procesos de lecto escritura. En segundo lugar, los cuartos básicos y octavos básicos, pues eran los niveles que les correspondían rendir evaluaciones estandarizadas (Simce)", afirma.

Las decisiones tomadas por las autoridades presentan una serie de desafíos para el próximo año, donde se debe tomar en cuenta los procesos vividos desde octubre y las consecuencias que eso tendrá en el conocimiento de los alumnos y alumnas.

"Una carencia es algo que no se tiene, por ende esta carencia debe ser detectada para realizar una nivelación. Si aplicamos esto a nuestros alumnos, debemos realizar una evaluación de diagnóstico, identificando los aprendizajes no logrados o no entregados. Con esta información los profesores podrían realizar una planificación de los aprendizajes pendientes, incluyéndose en la planificación del año 2020", cuenta Arias.

ROMA es un sistema de evaluación en línea, que no necesita de conexión a Internet en la sala de clases. Funciona a través de un Pinblack -botonera o teclera- permite elegir a los alumnos la alternativa correcta para cada pregunta y plasmarla en la hoja de respuestas, de este modo cada estudiante responderá a su ritmo y orden particular, cambiando el paradigma de evaluación que todos conocemos, debido que al final de la evaluación -y en tiempo real-, entrega los resultados a los alumnos e información oportuna al profesor para facilitar el reforzamiento inmediato para ellos, y por el otro, evita que los profesores deban realizar las correcciones manualmente y en su casa.

Con ROMA se realizan evaluaciones formativas, progresivas, y sumativas, además de ensayos Simce para trabajar los contenidos y habilidades. Prontamente y como producto complementario, lanzará encuestas que permitan medir los Indicadores de Desarrollo Personal y Social.

Parte de su propuesta agregada es entregar informes consolidados de manera instantánea de las evaluaciones a nivel colegio, curso e incluso a nivel de estudiante, lo que hace que las comunidades educativas no sólo retroalimenten los aprendizajes, sino que también tomen decisiones en la planificación docente y también a nivel de la gestión institucional.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0