Empresas

La estratégica posición de los laboratorios con planta de producción local

La producción local mejora la capacidad de abastecimiento.

Los laboratorios son considerados empresas de servicios críticos y hoy, frente a la pandemia del covid-19, más que nunca está la certeza que la industria farmacéutica local es estratégica: tener una planta de producción en el país permite mantener la cadena de abastecimiento de medicamentos, lo que es indispensable para los pacientes, principalmente de enfermedades crónicas.

"Si Chile no tuviese una industria de manufactura local estaríamos en grandes problemas. Hay que destacar esta capacidad de abastecimiento de la industria local, es un activo país que hay que cuidar y tenemos un deber moral de seguir trabajando", puntualizó Christian Rodríguez, gerente general de Synthon Chile, compañía dedicada a la producción de medicamentos genéricos bioequivalentes.

Uno de los principales clientes de la compañía es el Estado, con fármacos para hospitales y la red de atención primaria. Hace unos días, CENABAST les solicitó anticipar las entregas de los próximos tres meses, despachos que se podrán realizar sin dificultades.

"Queremos transmitir tranquilidad, estamos en buen pie para hacerlo y no vemos problemas para continuar con buenos niveles de producción. Tenemos stock suficiente y tenemos contacto permanente con los proveedores, no nos han manifestado dificultades para el corto y mediano plazo por lo que no vemos grandes problemas de abastecimiento", comentó.

"Synthon es la única planta en Chile autorizada para la fabricación de productos oncológicos. Buena parte de nuestro portafolio apunta a la mantención de tratamientos para grupos de riesgo y, frente al coronavirus, esto es relevante para casos como la hipertensión, pacientes oncológicos o inmunodeprimidos, que son personas en tratamiento de cáncer o que están en etapa convaleciente", resaltó Germán Pinilla, gerente de Producción.

El ejecutivo puntualizó que la compañía ya está trabajando en una fórmula para la producción de alcohol gel y en los próximos días enviará la información al Instituto de Salud Pública (ISP) para la aprobación del registro sanitario.

Hasta tres semanas de producción

Otro punto relevante para seguir con la cadena de producción es el tiempo de fabricación que demoran los productos. "Es importante mantener las coberturas de stock en las bodegas para atender las solicitudes como la de Cenabast. Si cierro la puerta ahora y próximamente los clientes requieren anticipar los pedidos no podré tenerlo o reaccionar ante un peak de demanda porque entre la fabricación del producto y hasta que esté liberado para despacho pueden pasar hasta tres semanas". Además, laboratorios como Synthon ya han anticipado algunos pedidos de insumos más críticos a sus proveedores, como una forma de tomar los resguardos necesarios.

Consultado sobre el trabajo que está realizando su industria representada en la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Asilfa) junto con la autoridad sanitaria, Rodríguez precisó que se debe seguir trabajando de manera conjunta para ir dando las facilidades que sean necesarias para la importación de insumos. En ese sentido, mencionó algunas facilidades como el dictamen del ISP que permitió que productos y materias primas que provengan de países con alta vigilancia sanitaria como es la FDA (Food and Drug Administration, de EEUU) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), los laboratorios puedan realizar test reducidos porque se asume que ya cuentan con la aprobación en cuanto a la calidad, seguridad y eficacia y que es de excelente nivel.

Otro caso que deberá ser analizado para cumplir con la normativa, explicó Pinilla, es la posibilidad que la autoridad sanitaria flexibilice la posibilidad de ejecutar análisis en otros laboratorios externos -en productos que lo requieran- que no están necesariamente asociados al registro sanitario de ese producto, debido a que algunos prestadores están cerrados por prevención del covid-19."Tenemos productos que están fabricados, pero no pueden quedar liberados al mercado por no tener la disponibilidad de este laboratorio externo para que ejecute el análisis ya que está amarrado con el registro sanitario de cada producto", remarcó.

Restricciones en planta

Virginia Faúndez, gerente de Aseguramiento de Calidad, explicó que para ingresar a la planta productiva los colaboradores pasan por tres etapas:

Se deben cambiar la ropa de calle y colocar una ropa de tránsito exclusiva que les entrega la planta. Se lavan las manos por segunda vez, la primera cuando ingresaron al edificio.

Al ingresar a la planta, vuelven a pasar por otro vestidor y a lavarse nuevamente las manos.

Se colocan la ropa del área productiva a la que pertenecen. Este constante cambio de vestimenta impide cualquier traslado de contaminación desde fuera hacia los procesos productivos y adicionalmente, hay un triple lavado de manos y todos operan con guantes.

Además, Faúndez comentó que debido a la contingencia, para evitar aglomeraciones se han implementado tres turnos para trabajar en la planta -entre técnicos especializados; operarios de máquinas; químicos analistas; químicos farmacéuticos, ingenieros- y se está midiendo la temperatura a todos los trabajadores, además de colocarse alcohol gel en la recepción. También se está planificando el entrenamiento de personal de respaldo para cubrir un posible ausentismo en los próximos meses. "No vamos a escatimar ningún recurso en cumplir con todas las reglas que tenemos que nos permitan garantizar la calidad de nuestros procesos y productos", aseveró. Del personal administrativo, el 90% está realizando home office.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0