Empresas

¿Por qué las pymes necesitan flujo con urgencia?

Daniel Sauer, Sum Capital.

Si pensamos que el mayor impacto para las pequeñas y medianas empresas se había desencadenado tras el estallido social del 18 de octubre, la llegada de la pandemia que azota a gran parte de los continentes agudizó la crisis económica local y, con ello, la necesidad de tomar medidas para mitigar los efectos de dos fenómenos distintos que convergen en las consecuencias económicas.

Si bien a comienzos de la crisis social el efecto que percibimos desde el factoring y de los servicios financieros no bancarios fue de una disminución en los fondos que adquieren las facturas, hoy estamos ante un escenario diferente e incierto, en donde la disminución de la actividad económica tras las medidas de cuarentena paulatina decretadas por el gobierno, impactarán potencialmente en los flujos de caja de las empresas, disminuyendo la capacidad de pago y elevando los índices de morosidad de forma trasversal.

En el entorno global, los mercados están susceptibles al avance de la pandemia y el riesgo inminente de una paralización económica ha elevado los costos de endeudamiento, además del recorte en el flujo de liquidez del sistema financiero.

Para hacer frente a esta crisis, las Pymes deben priorizar el control de sus gastos fijos en relación con la venta, simular un escenario incierto de tres meses y adoptar las medidas que sean pertinentes dependiendo del negocio.

Es necesario hacer ajustes y así lo entendió el gobierno al anunciar una serie de medidas económicas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, entre ellas el acelerar el pago a los proveedores del estado, incentivos y soluciones que podrían aminorar los efectos económicos para algunas Pymes. Y por otro lado, el control de los gastos fijos.

El crecimiento de Chile está en jaque y si bien con este tipo de medidas es posible disminuir los impactos, nuestra tarea hoy es quedarnos en casa para aplanar y contener la curva de contagios en nuestro territorio. Y desde lo económico, al menos mientras dure esta situación extraordinaria, autoridades, banca y compañías de servicios financieros no bancarios estamos llamadas a proveer de alternativas para darle oxígeno a las Pymes, en forma de liquidez, que puedan asegurar en la mayor medida posible su supervivencia.

Por Daniel Sauer

Socio y Director de Sum Capital.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin