Empresas

Qué deben tener en cuenta las empresas para la transición

Foto: Archivo

Si bien el teletrabajo ha sorprendido a las organizaciones por los buenos resultados que ha tenido, son muchas las organizaciones que ya se encuentran planificando lo que será en un futuro la vuelta progresiva a las oficinas.

En esta línea, se esperan cambios por parte de las empresas a medida que sus profesionales regresen a sus espacios de trabajo típicos, destacando el laborar desde la casa con más frecuencia, menos reuniones y capacitaciones en persona, mejores procedimientos de limpieza y cambios en los horarios de los colaboradores, entre otros.

Para Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile, la línea de tiempo y el alcance para que la fuerza laboral regrese la oficina variarán drásticamente de una compañía a otra. Agrega que todas las empresas y las personas volverán en el momento que consideren apropiado y seguro.

"Tarde o temprano, la vuelta a las oficinas llegará. Pero no hay duda de que no volverá a ser como antes. Miles de trabajadores se tuvieron que adaptar de manera fugaz al teletrabajo tras la rápida expansión de contagios con Covid-19 en Chile y en el mundo, por lo que las organizaciones deberán ingeniárselas para adaptar sus espacios físicos y establecer correctas dinámicas laborales en pro del cuidado de sus colaboradores", señala la ejecutiva.

Según el último estudio de Robert Half sobre cómo se sienten los empleados chilenos respecto al futuro laboral, al 85% de los encuestados le gustaría trabajar en forma remota con más frecuencia que antes del brote. Al mismo tiempo, el 47% cree que será más difícil construir relaciones sólidas con colegas si los equipos no están en el mismo edificio.

Respecto a lo último, Janet Spröhnle, directora ejecutiva de People & Partners, empresa de Outplacement, explica que "en la calidad de las relaciones, estará el principal foco y desafío en todos los niveles. Por eso es importante considerar un futuro de modalidad mixta (remoto-presencial), ya que las pantallas muchas veces generan una distancia que no es fácil trascender. Sobre todo en la relación con colaboradores o pares, ya que el espacio presencial es también un punto físico de conexión, donde comparten, se conectan y se vinculan como personas, no solo como profesionales".

En esa línea, la investigación realizada por la empresa de reclutamiento muestra que los colaboradores esperan que su empresa se adapte a la nueva normalidad, tomando en consideración diferentes medidas, como trabajar desde la casa con más frecuencia (91%); que se apliquen mejores procedimientos de limpieza (73%); tener menos reuniones y capacitaciones en persona (72%); escalonar los horarios de trabajo de los empleados (72%); exigir a los trabajadores que usen máscaras (71%); y, por último, cambiar el diseño de la oficina (50%).

Finalmente, al momento de hacer el análisis, las organizaciones deben tener en cuenta que estamos en un contexto económico difícil, lo cual significa que deberíamos ver cómo funcionaría la vuelta a las oficinas tras la crisis sanitaria y, a partir de eso, tomar decisiones de corto, mediano o largo plazo que afecten realmente a la empresa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.