Empresas

Los inversionistas extranjeros son bienvenidos en Chile

  • Sectores como minería, finanzas, energía o distribución ofrecen oportunidades
No solo el cobre tiene protagonismo en el sector minero de Chile. Imagen: Bloomberg.
Madrid

Por si alguien lo dudaba, Chile continuará siendo una nación cómoda, agradable y amable con el forastero en general y el inversor extranjero de modo particular. El compromiso de los chilenos es seguir presentando al país como un lugar atractivo y seguro para la inversión y el comercio.

Las compañías extranjeras o chilenas de capitales venidos del exterior también deben sumarse a la promoción de las bondades ofrecidas en estas tierras australes, especialmente las que contribuyan a reforzar el ecosistema productivo con el arribo de nuevos inversionistas e intercambios comerciales.

Los sectores son múltiples, no exageramos si afirmamos que en la mayoría de ellos hay presencia de inversores foráneos. No es un decir, es una realidad palpable, han estado codo con codo en el despegue que ha llevado a Chile a su condición de país emergente. Además de posibilitar que en estas horas difíciles apoyen planes de ayuda a personas, familias y corporaciones que están sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria reciente.

Una de las tantas áreas receptoras de capitales y tecnologías de última generación, nacional y afuerina, es la minera. Pero no solo en cobre -Chile es el primer productor mundial, con más de cinco millones de toneladas anuales-, sino en una extensa lista de minerales. Mencionamos algunos: molibdeno, oro, plata, plomo, zinc, hierro y manganeso, en el grupo de los metálicos. En los no metálicos destacan salitre sódico y potásico, yodo, carbonato de litio, borato de sodio, cloruros de sodio y potasio, sulfato de sodio. Ahora ya existe una sociedad dedicada a las tierras raras (también llamadas lantánidos).

De enero a abril la producción de cobre en Chile creció un 3,8% interanual, hasta las 1.874.000 toneladas métricas

De enero a abril, la producción solo cuprífera ostenta un alza de un 3,8% en el cuatrimestre con relación a 2019, corresponde a 1.874.000 toneladas métricas. Las limitaciones a causa de la pandemia no la han afectado. En abril, ya de lleno en la crisis por el coronavirus, alcanzó las 471.000 toneladas.

Como principales firmas extractoras en los cuatro primeros meses del año figuran Codelco, con 486.000 toneladas métricas de cobre fino (486 Ktmf); Escondida (400 Ktmf), Collahuasi (205 Ktmf), Los Pelambres (128 Ktmf) y Anglo American (109 Ktmf).

Los envíos de metal rojo han supuesto 9.807 millones de dólares, lo que equivale a una caída de un 5,9% comparado con el mismo período del ejercicio anterior, cuando sumaron 10.423 millones. Del total comercializado de cobre, China supuso el 50,2%, es decir, 4.921 millones de dólares. Japón se quedó con el 10,9% y Corea del Sur, el 10,8%.

Tan relevantes como los productores, en torno a los 3.500 que incluyen grandes medianos y pequeños, está el contingente de los proveedores. Existen 6.334 abastecedores mineros asentados en Chile. Menos del 10% exportan, sus destinos relevantes los encontramos en Estados Unidos, Canadá, Australia, China, España, Alemania y Hong Kong, y la lista sigue. América Latina es una plaza muy valiosa. Perú es un comprador significativo de los suministradores nacionales, a continuación, están Brasil, Argentina y México. El 73% son comercios grandes, el 27% restantes son medianas y pequeñas empresas.

Nos hemos referido a la minería porque es uno de los motores del crecimiento de la economía chilena. En momentos de la historia económica chilena llegó a representar sobre un 80% de las exportaciones, últimamente estaría en el 50% con un margen de variación de 5 puntos según la temporada. A medida que el desarrollo vaya encumbrando industrias, su preminencia se reducirá, pero su relevancia seguirá.

Con todo, no es el único sector que tira del carro. Cito de forma aleatoria: el financiero, en el que la capital, Santiago, se ha incluido en el conjunto de centros financieros globales; la distribución, esparcido por Latinoamérica; el energético, por encima del 20% en renovables y con metas muy ambiciosas; las telecomunicaciones, los mantienen conectados con el resto del al mundo desde casi cualquier lugar de la patria más larga del orbe; el silvoagropecuario (forestal, alimentos, cárnicos, vitivinícola, pesqueros); las tecnologías, muy vigentes en todos los campos; la astronomía, ventana del universo; el turismo, especialmente el de aventura; los servicios, un abanico muy amplio, etc. En otras columnas iremos dando pinceladas de cada uno.

América Latina necesita más integración

Ante la emergencia sanitaria que padece Latinoamérica cada uno va por su lado, se echa en falta un mayor protagonismo de la Alianza del Pacífico, el Mercosur, o una Iberoamérica unida, haciendo un frente común a los desafíos que esta impone. A ninguno puede interesarle que a los demás les vaya mal, salir adelante debe ser algo colectivo como miembros de una misma familia, que es lo que somos. Convendría que los contactos telemáticos estuvieran en marcha en busca de soluciones consensuadas a las derivas económicas sociales o migratorias que se padecen.

El alivio viral en Chile propiciará una mejoría rápida, que se verá reforzada si se consolida un acuerdo político mayoritario que implique a todo el territorio patrio. El alto número de contagios habido ha permitido tomar decisiones muy oportunas y favorables: la tasa de letalidad está entre las menores del planeta. Al igual que en el resto del mapamundi, existe la obligación de recuperar empleos a marchas forzadas, de seguro las distintas actividades aludidas, nichos específicos y nuevos que emerjan, tan pronto se sobrepongan los irán recibiendo de inmediato.

Solicitamos a los empresarios y emprendedores venidos desde lejos que han confiado en Chile que sigan junto a los nativos del fin del mundo. Hablen y animen en sus lugares de origen a fabricantes, distribuidores, colectividades de servicios, turismo, tecnológicas, biotecnológicas, creativas, enseñanza y otras tantas, de las bondades de crecer en el hemisferio sur, proyectándose de aquí a regiones próximas y al Asia Pacífico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin