Empresas

Por qué medir el clima laboral en tiempos de crisis

Monitorear el clima laboral es responsabilidad principal de Recursos Humanos.

Ante la emergencia mundial por Covid 19, que obligó a muchas personas a permanecer en sus hogares en cuarentenas impuestas para resguardar la salud de las personas, mantener -aunque sea a distancia- un buen clima laboral es fundamental.

El buen clima es el sustento para una buena "employee experience", que contribuye a conservar talentos, lo cual es clave para el éxito del negocio.

Monitorear el clima laboral de la compañía es responsabilidad principal de Recursos Humanos. Desde allí hay que poner en marcha políticas "employee centric" (el empleado en el centro del ecosistema organizacional) con el fin de entender qué lo motiva, cuáles son sus expectativas y -como en el escenario actual- cuáles sus temores y angustias. Es por esto la necesidad de escuchar y detectar posibles focos de conflicto, para actuar rápidamente y neutralizar esas situaciones. Este acompañamiento contribuye al desarrollo de líderes que apuntalen el progreso de sus equipos y, por consiguiente, el éxito del negocio.

Ese "buen clima" se construye desde la selección y el reclutamiento hasta el último día de trabajo del colaborador, pasando por todas sus etapas de crecimiento en la compañía.

Para Franco Moroni, Pre-Sales Manager de VISMA Latinoamérica, "el objetivo de concebir un buen clima laboral se relaciona íntimamente con una buena employee experience (experiencia del empleado) y, asimismo, con programas que contemplen planes de desarrollo y crecimiento profesional de la gente en la organización".

Algunas de las claves para construir un buen clima organizacional son:

· Una organización "employee centric".

· Escuchar y entender a la gente, crear empatía y establecer una relación de confianza.

· Un líder positivo que ayude a su gente a crecer, desarrollarse y a cumplir los objetivos organizacionales.

· Inversión en la medición de clima laboral.

La situación de cuarentena y el escenario de incertidumbre causado por la pandemia provocan sentimientos de estrés, miedos, angustias. Por esto, es fundamental contar con una herramienta que ayude a RRHH y a los líderes de los equipos a medir el clima laboral.

Existen, en general, App muy simples y amigables que hoy permiten realizar esta tarea. A través de estas nuevas aplicaciones, se puede determinar el impacto de programas según el desempeño y el compromiso de los empleados. Luego, esos resultados se relacionan con el cumplimiento de los objetivos concretos de la compañía.

Según relata Franco Moroni, estas aplicaciones "promueven la participación organizacional a todo nivel de empleados y de todos los sectores; contribuye al feedback social, con comentarios entre todos y observaciones que solo van al colaborador y a su manager; además de generar un panorama claro de lo que está sucediendo en tiempo real".

"Al contar con este tipo de App, se puede elaborar un verdadero mapa del clima laboral, lo que permite visualizar rápidamente dónde "fluye" todo y dónde hay que ajustar planes de acción para lograr armonía en un equipo de trabajo", sentencia el ejecutivo.

Contar con información de forma rápida y en tiempo real ayuda a un mejor seguimiento de situaciones con alguna potencialidad de conflicto y revisión de planes de acción.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.