Empresas

Aumenta venta de propiedades usadas en plena crisis sanitaria

Hoy, los compradores de inmuebles pueden visualizar la propiedad en tiempo real.

El sector inmobiliario desde hace algún tiempo está realizando todos sus procesos a través de internet, la gran apuesta ha sido fomentar la venta de propiedades usadas, algo que en un minuto se vio afectado por no poder asistir los futuros clientes en forma presencial.

Pese a todo, hoy el escenario es distinto, donde se han potenciado diversos beneficios y soluciones especiales para palear el efecto en la industria de parte de la pandemia mundial, destacando visitas virtuales, flexibilidad en pagos, uso de videollamadas, agendamiento online, entre otros.

Según informa el sitio de compra y venta inmobiliaria, las cifras de venta de propiedades usadas, han crecido en los últimos meses.

"Las ventas de propiedades han aumentado y los propios dueños de casa muestran la propiedad usando su celular vía videollamada, lo que genera un mayor nivel de personalización en todo el proceso de compra. Los compradores pueden visualizar la propiedad en tiempo real mientras el propietario y experto inmobiliario les van mostrando la vivienda". asegura Jaime Ulloa, CEO de Isbast.com

En cuanto a los beneficios, existen variados descuentos, algo que obviamente se convierte en un mayor atractivo a la hora de tomar la decisión. Por ejemplo, existe el Bono Pié, donde la inmobiliaria se hace cargo de un porcentaje del pie para poder cerrar el trato de compraventa, cancelando sólo el porcentaje que falta.

"Actualmente contamos con una promoción especial de un bono pie desde un 5 a un15% de nuestras propiedades usadas, por lo que las personas tendrán acceso a comprar la vivienda si les falta para completar este pie" concluye Ulloa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.