Empresas

Lanzan nueva app de delivery en Chile

Lalachile.cl está en marcha blanca en estos días.

En las crisis siempre quedan segmentos que son excluidos o maltratados. Y en esta crisis hemos visto que los despachadores y los empresarios más pequeños son dos grupos sociales que están siendo muy estresados con todo esto de la pandemia.

Con esa idea es mente es que Jean Romero se puso a buscar una manera de apoyar a ambos en estos momentos, pero a través de un emprendimiento. Porque si bien por un lado la idea es armar un negocio rentable, por otro es también tener conciencia social.

Por eso, una vez desatada la crisis del Covid-19 se puso a pensar y se decidió por Lalachile.cl, un app de delivery que por estos días está en una avanzada marcha blanca en distintos sectores de Santiago y que se enfoca en lograr que las personas compren lo que necesite, a precio justos, pero principalmente a emprendedores vulnerables.

Y los productos van desde calzones rotos para la hora del té hasta chalecos tejidos a mano o regalos, los que se compran y llegan en un par de horas a tu casa, con un costo de $3 mil máximo por el envío.

¿Cuál es el secreto? Ninguno, Romero solo explica que bajaron la utilidad y el margen, que solo cobran por el envío con un precio tope y que una parte importante de las utilidades va a mantener lugares para que sus drivers puedan comer, juntarse y descansar entre sus jornadas laborales, algo que no pasa por en otra aplicaciones.

¿La proyección de su negocio? Solo con la marcha blanca, ya apuntan a tomar en menos de seis meses un 20% del mercado del delivery en Santiago.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.