Empresas

¿Qué es el hidrógeno verde?

El hidrógeno verde puede ser un aliado para la descarbonización.

El hidrógeno verde es clave para el futuro energético de Chile y puede ser un buen elemento para la reactivación de la economía pospandemia.

Nuestro país se encuentra en una posición de ventaja con respecto a otras naciones, debido a sus características de terreno y clima[1], ambos factores que favorecen en gran manera el desarrollo e implementación de la energía solar, clave en la obtención del llamado "combustible del futuro".

El proceso para dar con el hidrógeno verde es relativamente simple y es llamado electrólisis. Consiste en separar las moléculas de oxígeno e hidrógeno, únicamente con agua y electricidad. Al hacerse a través de energías limpias, como la solar, el procedimiento es totalmente "verde".

La posibilidad, mediante el desarrollo de la tecnología de baterías con este combustible, de potenciar con hidrógeno camiones, trenes, barcos o incluso aviones, abre la oportunidad de armar una cadena de producción y distribución completamente "limpia" y autosuficiente. Además, este elemento podría ser utilizado como materia prima en procesos productivos y para la generación de electricidad.

Muchos miran con buenos ojos la producción y desarrollo alrededor de este tipo de combustible. "La aparición de una industria centrada en el hidrógeno verde sería increíblemente beneficioso para las energías limpias, sobre todo la solar. De hecho, es una oportunidad para desarrollarse en conjunto y crecer a la par. El crecimiento de una beneficia a la otra", comenta Víctor Opazo Carvallo, CEO de Solek Chile.

El ejecutivo agrega que "por dar un ejemplo, el hidrógeno verde obtenido a través de energía solar podría potenciar una buena parte de la minería en nuestro país, haciendo más limpios sus procesos en general".

La aparición del hidrógeno verde y el potencial que reviste para el país es enormemente importante. Desde los posibles empleos que podrían crearse a partir de una industria creada a su alrededor, a un aliado tremendo en el difícil camino hacia la descarbonización para el año 2050.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.