Empresas

Precauciones por COVID-19 impulsan crecimiento de las billeteras electrónicas

En Chile operan varias billeteras virtuales, inicialmente asociadas a las tarjetas bancarias.

Las billeteras virtuales entregan diversas ventajas al usuario: son convenientes para evitar el contacto con terminales de venta y una verdadera opción para quien no cuenta con tarjeta de crédito o no está bancarizado.

En medio de la pandemia del COVID-19, el miedo a que el efectivo puede portar el virus ha convertido a los pagos digitales, ya sea en forma de tarjetas o billeteras electrónicas, en un método que suma cada vez más adeptos, ya que aporta a prever la propagación del coronavirus.

Las billeteras electrónicas, también conocidas como e-Wallet, son dispositivos electrónicos, un servicio de banca móvil o incluso una aplicación móvil que permiten realizar transacciones en moneda digital. El dinero puede depositarse en la billetera digital antes de cualquier transacción o, en otros casos, la cuenta bancaria de un individuo puede vincularse a la billetera digital.

Sobre los beneficios de estas nuevas tecnologías, Nicolás Silva, ingeniero civil de Asimov Consultores, empresa que desarrolla software, apps e inteligencia artificial, indica que existen dos fundamentales: seguridad y comodidad. "Las tarjetas tradicionales con banda magnética son tremendamente inseguras y muy fáciles de clonar. Las tarjetas con chip sí son bastante seguras, pero no ofrecen la comodidad de estar integradas a tu teléfono móvil, que es el aparato que más usas en el día", detalla el experto.

Adicional a lo expuesto, el ejecutivo de Asimov Consultores considera que otro elemento esencial del servicio es la conveniencia. "Tu teléfono móvil siempre está contigo, por lo que si se te pierde, rápidamente te das cuenta. Con una tarjeta tradicional, en cambio, la situación sería distinta, podrías demorar días en percatarte del extravío", explica.

Las billeteras virtuales también pueden cumplir la función de tarjeta de prepago, otra de las ventajas para el usuario. Juan González, business solution manager de Datco, explica que estos sistemas "pueden almacenar varios tipos de tarjetas, de débito y crédito, como también tarjetas de prepago para realizar pagos en diferentes lugares, como en el transporte, en la cafetería o compra de combustible".

Actualmente en Chile operan varias billeteras virtuales, inicialmente asociadas a las tarjetas de crédito y débito de los bancos, extendiéndose luego a tarjetas de fidelidad y de regalo. El servicio, además, cubre necesidades claves para el usuario, donde prima el ahorro de tiempo, conveniencia y facilidad de pago. "Desde el punto de vista de los operadores, permite una gestión más eficiente así como la tokenización, que es una medida de seguridad que reemplaza los datos confidenciales asociados con una tarjeta de crédito o débito con un número de cuenta único que se produce en el momento de la transacción y es inmediatamente inútil", agrega el experto de Grupo Datco.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin