Empresas

Fintech latinoamericana, creadora del negocio de "referidos", se abre paso fuera de la región

Tink trabaja con más 40 clientes, con foco en la banca.

Con un software de recomendaciones de los propios clientes -o "referidores"- a otros nuevos y potenciales clientes -los "referidos"-, a través de redes sociales, el ingeniero comercial, Alexander Theis, creó hace cuatro años Tink.

Hoy, esta startup, que en Latinoamérica trabaja con importantes actores de la banca como BCI, Promerica, Scotiabank, BBVA, ya está presente en siete países de la región, además de España. Actualmente, emprende uno de sus proyectos más desafiantes: de la mano de un fondo de escalamiento, quiere abrirse paso en nuevos continentes.

Jessica es clienta de un banco. Pero no cualquier clienta. En solo dos años y gracias a sus recomendaciones a familiares, amigos y conocidos por redes como WhatsApp, Facebook y LinkedIn ha logrado reclutar a más de 200 clientes nuevos para su propio banco. A cambio, ella y sus "referidos" – los nuevos clientes a quienes ha recomendado-, han recibido premios en dinero, descuentos y productos.

Las recomendaciones de Jessica y de otros varios clientes, quienes actúan como "embajadores" de las empresas, son gestadas y monitoreadas a través un software que crea programas de referidos, desarrollado por la fintech Tink. "Por más que avance el e-learning y la inteligencia artificial, al final el usuario que toma decisiones sigue siendo el ser humano. Y, cuando la persona está contenta con un producto o servicio, casi siempre lo recomienda a otra persona", resume Alexander Theis (38 años), ingeniero comercial alemán y fundador de Tink.

Esta premiada startup, que acaba de lanzar su nueva web: http://tink.bz, irrumpió hace cuatro años en el mercado regional y ha crecido de manera explosiva. Hoy está presente en siete mercados: Chile, Perú, Bolivia, Colombia, Costa Rica, México y España, país donde tiene clientes del rubro de las telecomunicaciones y aseguradoras. En total, la compañía trabaja con más 40 clientes, con foco en la banca, como banco BCI, Promerica, Scotiabank y BBVA en Latinoamérica, pero también ha trabajado con otros importantes actores locales, como Scotiabank y Wom.

La pandemia del coronavirus ha sido una oportunidad para seguir creciendo, sostiene Alexander Theis. "El virus ha acelerado en 5 o 10 años la transformación digital. El e- commerce ha avanzado muchísimo. Han crecido Cornershop, Mercado Libre, Amazon, que en Estados Unidos está en récord histórico. En general, las políticas de trasformación digital de las grandes empresas han tenido que acelerar sus procesos y hoy hay una aceptación de lo digital mucho mayor. Esto nos ha beneficiado, pues muchos clientes han recibido directrices desde la gerencia de acelerar todo lo digital", indica Alexander Theis.

Es por ello que, con un recientemente adjudicado fondo Corfo de escalamiento por $ 60 millones y, con el apoyo de la aceleradora de negocios de la Universidad de la Frontera, IncubatecUFRO, Tink está trabajando en un plan de mayor internalización. "Como primer paso, estamos invirtiendo en una plataforma multi idioma con campañas de marketing digital en inglés, en portugués, en chino mandarín y en árabe para hacer una expansión global a fines de este año", explica Alexander Theis.

Este es un primer paso para explorar mercados como Brasil, China e incluso África, particularmente en los Palop o países de habla portuguesa, pero también mercados como Nigeria, Sudáfrica o Ghana.

El paso siguiente en este plan de arribo a nuevos continentes, adelanta el fundador de Tink, es montar una red de distribuidores locales, "pueden ser consejeros, asesores, agencias de marketing, que son nuestros partners y realizarán la atención al cliente en estos nuevos mercados y en estos nuevos idiomas".

Tink acaba de ser seleccionada por la mejor aceleradora del mundo, 500 Startups, entre las 500 startups en Mami. En 2017, la compañía ya fue seleccionada como top 40 entre las startups de Latinoamérica y ha ganado varios premios en el área de innovación, como el BCI Labs, el Digital Bank Latam en 2016 en Santiago y en 2017 en Lima, entre otros. ¿Hay espacio para seguir innovando en pandemia? "Las empresas como Tink llamadas Saas -por sus siglas en inglés, software as a service- están en desarrollo continuo. Estamos explorando nuevas funcionalidades para ir lanzando productos nuevos para clientes ya existentes, como el multipremio para que el embajador pueda elegir lo que quiere ganar. Y estamos desarrollando juegos, como 'el embajador del mes', todo lo que se puede hacer para seguir incrementando y mejorando las ventas para nuestros clientes", responde Alexander Theis.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.