Empresas

Cinco recomendaciones para cuidar la salud mental de los colaboradores

Foto: Archivo

Cuando pensábamos en la eventualidad de trabajar desde la casa, las primeras inquietudes que se vinieron a la cabeza de muchos fueron si se tendrían los recursos tecnológicos para realizar teletrabajo, si se podría organizar el tiempo y las tareas para cumplir los objetivos, y si se lograría tener una correcta comunicación entre los equipos.

Sin embargo, el teletrabajo no solo ha sido un desafío tecnológico, sino que también psicosocial. Los efectos psicológicos de trabajar desde casa durante una cuarentena van más allá de la dificultad para concentrarse y ser productivo, por lo que es muy importante el rol que juegan las empresas para proteger el bienestar de sus colaboradores.

Enrique Araneda, division manager de Robert Half Chile, afirma que la salud mental de los trabajadores impone un reto adicional a las organizaciones, ya que si esto no es tomado en cuenta o mal administrado, puede tener impactos negativos permanentes en el desempeño de la organización y en las relaciones intra e inter empresas

"Las empresas deben encarar el cuidado de sus profesionales con el afán de proteger el bienestar de ellos al tener que combinar largos períodos de encierro en sus respectivos hogares, el desafío de estar solos o convivir con más gente, las tareas domésticas y otros factores que afectan la concentración y capacidad de enfocarse al trabajar en modo teletrabajo", señala el ejecutivo.

Para abordar esta situación es clave el rol de las áreas de Recursos Humanos y, por sobre todo, de los líderes de área, los cuales pueden incentivar el tomar medidas de cuidado necesarias en los colaboradores. No es sustentable un modelo en el que los profesionales comienzan a mostrar signos de estrés y otras patologías, porque finalmente será la organización en su conjunto la que presente síntomas de agotamiento sistémico.

En esta línea, Robert Half entrega una serie de consejos para dejar de lado la improvisación y actuar con una estrategia enfocada en la salud mental de los empleados:

- Instancias de esparcimiento y diálogo. Es fundamental generar espacios en los que los profesionales puedan expresar lo que están viviendo en sus realidades particulares. Asimismo, se deben crear rutinas de esparcimiento, estableciendo encuentros para hablar de temas cotidianos, no relacionados con el trabajo.

- Comunicación efectiva y reconocimiento. Transmitir a los colaboradores que existe una comprensión de las dificultades que implica el trabajo remoto. También no olvidarse de agradecer y reconocer, por el compromiso, desempeño y resiliencia en estos tiempos de incertidumbre.

- Pausa activa. Fijar un límite de reuniones por día y/o establecer pausas entre reuniones para caminar y hacer estiramientos, tomar un poco de aire fresco en los espacios comunes del edificio o de la casa, lo que es muy importante para revitalizar. Está comprobado que los "baños de sol", aunque sea por pocos minutos, revitalizan el cuerpo y la mente.

- Organización y planificación. Definir rutinas adaptadas a la nueva realidad laboral es clave y da una mayor sensación de control. Evitar sobreexigirse, y ser siempre realista con los objetivos y expectativas de cumplimiento.

- Romper la rutina. En el tiempo libre hacer ocasionalmente actividades diferentes a lo habitual, para romper la rutina y refrescar la mente. Esto dará una sensación de bienestar psicológico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.