Empresas

Chile comienza a salir de su estado de postración

  • El país trabaja en recuperar su autonomía industrial y económica
Chile aspira a encabezar las exportaciones de cerezas en el hemisferio sur. Imagen: Dreamstime.
Madrid

Chile avanza con paso firme a su reintegración a la cotidianidad. El Covid-19 comienza a aflojar, ya van cinco semanas de mejoría, lo que permite abordar temas más en línea con el comercio y la inversión internacional que, junto a las infraestructuras, constituirán los fundamentos del crecimiento, atendiendo a las secuelas dejadas por el patógeno.

Desde mediados de mayo esta recuperación ya es visible en algunos rincones del planeta. Asia es un ejemplo: el pasado mes de junio las exportaciones chilenas crecieron un 2,3%, gracias a las adquisiciones venidas de China y Japón. En el segundo trimestre de 2020 los chinos han crecido un 3,2%, las previsiones apuntaban a un 2,4%.

En Europa vemos un repunte importante en las compras manufactureras. El índice se acercó a un 50%: lo que exceda de este porcentaje se considera expansión. A la fecha, Francia está a punto de recobrar su actividad plena. Italia, seguida de Alemania y más atrás España, está exhibiendo esfuerzos que la distinguen del resto. El martes pasado los integrantes de la Unión Europea acordaron distribuir entre los Estados asociados 855.000 millones de dólares, 52% en forma de subvenciones y 48% como préstamos, lo que representa un fuerte impulso para la vuelta a la normalidad económica.

Los estadounidenses también están enseñando algunos progresos, van dos meses consecutivos con alza en las ventas del comercio detallistas. En cualquier caso, habrá un retroceso en el dígito que mide el comportamiento del segundo trimestre. El número de desempleados se ha ido moderando.

Al igual que en los lugares citados, Chile tiene una necesidad imperativa de recobrar su autonomía agrícola, forestal, pesquera, industrial, minera y, sobre todo, de servicios, donde finanzas, tecnologías, comercio y turismo son esenciales para el bienestar de toda la comunidad. Ello permitirá generar empleo -llevando tranquilidad a las familias- y promover a las medianas y pequeñas empresas, algo indispensable para anunciar que se está de regreso.

Existen varios nichos en los que Chile tienen una presencia muy visible y, en algunos casos, determinante. En muchos sitios del orbe se lo vincula solo a la minería, en alguna época de la historia productiva y comercial tuvo una responsabilidad casi absoluta en el desarrollo nacional. Hallamos varias alternativas nuevas que se han ido sumando a la canasta de bienes y servicios, reduciendo el impacto minero y dando solidez a las cuentas públicas y privadas de las compañías.

Protagonismo del sector frutícola

A comienzos de este mes, la Asociación de Exportadores de Frutas Frescas del Hemisferio Sur (SHAFFE) celebró su reunión anual de modo virtual. Es la primera vez que se realiza fuera del evento 'Asia Fruit Logistica' por mor de la epidemia que asola el mundo. Este encuentro revisa la marcha del mercado frutícola con una mirada de largo plazo y los posibles movimientos de la fruta fresca procedentes de la zona meridional hacia las diversas naciones asiáticas.

Así, "los miembros de SHAFFE han aumentado una vez más las exportaciones de 2018 a 2019 en 15% en valor y 13% en volumen, con 2,6 millones de toneladas de fruta templada exportada por un valor de más de 7.600 millones", comunicaron los responsables de SHAFFE.

El 88% de las cerezas chilenas de intercambio (184.000 toneladas) fueron enviadas a China en la temporada 2018/2019

Asimismo, dan a conocer al principal abastecedor de Asia, asociado de SHAFFE, a Chile, con un crecimiento medio anual de un 20% en los últimos 5 años. Le siguen Nueva Zelanda y Australia. El resto de integrantes evolucionan favorablemente y consolidan sus posiciones.
Como locaciones más relevantes liderando las internaciones aparecen China y Hong Kong, sus cantidades totales ascienden a 1,8 millones de toneladas, por valor de 5.200 millones de dólares. Japón, Taiwán y Corea del Sur muestran negocios estables.

El 88% de las cerezas chilenas de intercambio (184.000 toneladas) fueron enviadas a China en la temporada 2018/2019, convirtiendo este mercado en el principal. Según la estimación de Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex), en 2020 se habrá superado dicha cuantía.

Existe un moderado optimismo ante las señales de adelantos en los países considerados compradores destacados, caso chino. La SHAFFE comenta, "si bien el mercado experimentó una caída de entre el 15% y el 30% para algunos productos durante el estado de emergencia aguda viral en los meses de marzo y abril en los destinos de exportación asiáticos, así como en los de origen, ahora muestra signos de recuperación", comentaron.

Son cerca de 300.000 las hectáreas plantadas con diversas especies de frutos en Chile; localizadas entre las regiones de Atacama por el norte y Los Lagos al sur 1.650 kilómetros las separan. Hay más espacio para crecer. La producción se empina hasta los 5 millones de toneladas. A la venta en el exterior viajan como "fruta fresca" 2,6 millones, en valor hablamos de más de 4.000 millones de dólares. Otras salen de forma procesada. Como confirma la SHAFFE, es el primer remitente del hemisferio sur y en algunas variedades: uva de mesa, arándanos y, quizás, muy pronto en cerezas, es el paladín en los envíos globales.

Los logros aquí descritos se han ido dando a lo largo de los últimos 30 años en un ambiente de crecimiento, apertura al mundo y por sobre todo de estabilidad institucional. A las diferencias siempre se les ha encontrado solución. La violencia solo engendra violencia, esta no tiene ni debe tener lugar. Las oportunidades que se avecinan traerán más bienestar, algo anhelado por la gran mayoría de chilenos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin