Empresas

Recomendaciones para cuidar la salud mental de los trabajadores de la construcción en retorno a las obras

Foto: Archivo

Algunas constructoras están reanudando su actividad en la Región Metropolitana, cumpliendo con una serie de medidas y protocolos impuestos por la autoridad, lo que sería el primer pie para que se vayan sumando paulatinamente la totalidad de los 747 proyectos que actualmente están paralizados desde hace casi tres meses.

Las medidas de prevención están orientadas a los cuidados que se deben tener desde el trayecto al trabajo, en las labores de las faenas, con grupos de no más de 10 personas, las medidas de seguridad que deben proporcionar las empresas, como mascarilla y guantes, así como los controles de salud. Sin embargo, frente a este escenario de reactivación, un aspecto clave es la salud mental de los trabajadores, tal como coinciden los distintos actores.

Por ello, Carolina Guzmán, psicóloga, y directora ejecutiva de Worki, app que potencia el protocolo Paso a Paso Nos Cuidamos del Gobierno, y que opera para más de 80 mil trabajadores de todo Chile, incluidas constructoras, entrega algunas consideraciones para lograr priorizar la salud mental:

- Lo primero es reconocer que enfrentamos no sólo un virus sino una triple crisis que tiene un fuerte y desigual impacto en la salud mental. La disrupción de la vida social y la actual pandemia, junto con las fuentes de estrés psicosocial y económico que las acompañan, están afectando significativamente la salud mental de las personas.

- Los trabajadores evidencian un desgaste a nivel personal, familiar y comunitario, por las restricciones a la movilidad, cuarentena, cierre de instituciones educacionales, pero están realizando un esfuerzo importante por adaptarse al nuevo escenario. Por ello, se debe considerar un plan de apoyo con herramientas concretas para generar estados anímicos positivos.

- Tener en cuenta que este escenario desafiante se mantendrá por más tiempo, posiblemente desatando estados de depresión, estrés, ansiedad, tristeza, irritabilidad, insomnio, sentimientos de impotencia y constante estado de alerta en algunas personas, tal como hemos detectado en las encuestas de Workie aplicadas a trabajadores de todo Chile que usan esta app. Por ello, es muy probable que tengamos que aprender a convivir con ellas.

- Los jefes tendrán un rol clave para impulsar la continuidad operacinal en sus equipos. Se requerirán liderazgos que infundan confianza, promuevan la contención y el involucramiento. Líderes que acompañen a los trabajadores, con criterio y dedicando tiempo necesario para escuchar, con firmeza compasiva, claridad de ideas y empatía activa.

- Impulsar incentivos para fortalecer también la salud física y el sistema inmune. De la crisis económica y del desempleo no nos salvarán las subvenciones ni los poderes públicos, sino nuestro autocuidado y liderazgo personal.

- Es clave incorporar tecnología que permita accionar en tiempo real el cumplimiento de protocolos de seguridad y autocuidado para enfrentar la contingencia, y mantener las operaciones, sin poner en riesgo a los equipos. Es urgente y estratégico tomar acciones para resguardar la salud física y psicológica de los trabajadores, potenciando la continuidad laboral, a través del autocuidado.

- Hay varias cosas que cambiar en el regreso al trabajo. El nuevo espacio debe ser saludable, pero también resiliente y flexible. Las organizaciones deben asegurar un bienestar físico, cognitivo y emocional, para que los trabajadores se sientan seguros, desarrollen todo su potencial y puedan retormar sus niveles de productividad, disminuyendo los miedos y fortalecer la seguridad en el trabajo. Todas esas medidas deben comunicarlas a sus equipos para crear un entorno saludable.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin